Compartir
Publicidad

"Si el niño no recibe bastante teta, estará siempre colgado de una teta", por Pere Enguix

"Si el niño no recibe bastante teta, estará siempre colgado de una teta", por Pere Enguix
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Lo confieso. Me ha llegado a la sangre y la garganta la contundencia de este hombre extraordinario, el ginecólogo Pere Enguix. Para mi, el ginecólogo de la libertad. Fundador de la clínica Acuario ha dedicado su vida a conceder a las mujeres la posibilidad de ser libres y elegir por si mismas, y de recuperar su vida reproductiva como propia, no como enfermedad en manos de la medicina o los políticos. Sus afirmaciones, en la entrevista que ha publicado recientemente "Levante.com", podrían llevarme a un libro y no sólo a un artículo.

Su modo de expresión es directo y hasta duro. A veces hace falta que alguien se exprese así.

Pere Enguix explica que la "La Medicina en general es excesivamente directivista, impositiva, coaccionante". Y explica como en Acuario: " Nosotros no hacemos partos sin dolor, hacemos nacimientos sin violencia. El tránsito del parto es poco trascendente, sea natural, vaginal, en el agua, cesárea, lo fundamental es la acogida de la madre con el bebé, su relación con él y la lactancia inmediata. Yo digo que si los niños no tienen bastante teta, siempre estarán colgados de una teta. Si el bebé no tiene satisfacción emocional suficiente con su madre, será un dependiente emocional toda su vida, la salud del individuo adulto se genera en el primer año de vida." Añade que: "Hemos medicalizado el proceso reproductivo y hacemos del ser mujer enfermedad, la tipificamos desde la primera regla hasta la menopausia. Las mujeres han sido magníficas clientes para los médicos, sumisas y obedientes; afortunadamente algunas se rebelan, alteran el orden buscando su autonomía personal en el momento del nacimiento."

Califica como "bestialidad" dejar llorar a los bebés en la cuna y considera que para evitar el fracaso escolar no hay que llevar a los niños al psiquiatra sino cambiar radicalmente un sistema que logra que a los niños " no les interesa absolutamente nada lo que están aprendiendo. Se aburren en el colegio y en casa sus padres no están nunca, y si están no se ocupan de ellos."

Para terminar, recoger una frase sobre su filosifía de vida que merece la pena enmarcar: "Afortunadamente elegí el momento del nacimiento y no el de la muerte porque tengo preferencias. Pero yo pienso que tenemos que aceptar la muerte como posibilidad inmediata. La muerte nos hace libres: si piensas que mañana te puedes morir, hoy tienes que ser feliz."

Via | Levante.com Más información | Grupo Acuario En Bebés y más | Las madres que paren de forma natural son más sensibles al llanto de los bebés En Bebés y más | Parto Slow

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos