Compartir
Publicidad

¿Está recibiendo mi bebé suficiente leche materna?

¿Está recibiendo mi bebé suficiente leche materna?
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En los bebés que toman leche artificial podemos conocer la cantidad de alimento que ha recibido con sólo mirar las rayitas del biberón. Pero los pechos no tienen medida, dicho sea de paso tampoco es necesario aunque se inventen sofisticados dispositivos, y por ende no hay forma de conocer cuánto ha tomado el bebé.

Antes de decir "no tengo suficiente leche", o "mi leche no le alimenta", hay algunos signos a los que debes prestar atención para conocer si tu bebé está recibiendo suficiente leche materna.

Los primeros días tras el parto

Debemos hacer un apartado especial sobre los primeros días de vida del bebé, ya que se suele producir la bajada fisiológica de peso del recién nacido. Es una pérdida de peso transitoria durante los primeros 3 ó 4 días de vida en la que el bebé pierde entre el 5 y el 10% del peso que tuvo al nacer.

Se debe a la pérdida de líquidos que experimenta el bebé al pasar de un medio líquido a uno que no lo es, y se recupera normalmente entre los 7 y los 10 días tras el parto. No hay nada especial que hacer más que ofrecer el pecho a demanda, poniendo al bebé con frecuencia durante el día y también por la noche, ya que durante las horas nocturnas se estimula la producción de leche.

Si la pérdida fisiológica tras el parto es mayor al 10-12 % hay que controlar especialmente la evolución del bebé junto con el pediatra para asegurarnos que está recibiendo la cantidad de leche que necesita. Puede tardar hasta tres semanas en recuperar su peso.

No es fácil porque los bebés que no toman suficiente, se debilitan, con los cual tampoco tienen fuerzas para succionar, generándose un círculo vicioso. A mi me pasó con mi hija mayor. ¿Qué hacer? Todo el dia al pecho intentando animarla con cosquillitas para que se prendiera. La cercanía y el contacto piel con piel estimulan al bebé para buscar el pecho. También por la noche, durmiendo con el bebé, estando siempre a su disposición para cuando quiera mamar.

Controlar los pañales que ensucia

La orina y las deposiciones que hace el bebé a lo largo del día nos da la pauta de si está recibiendo la cantidad de leche suficiente o no.

La orina

Si el bebé orina menos de 6 veces al día y la orina es muy concentrada, es decir poca cantidad, muy amarilla y de olor fuerte, puede ser signo de que está recibiendo poca leche.

Que un bebé orine más de seis veces al día tampoco es signo de que está bien alimentado, puede no hacer tomas completas y no aumentar de peso, aunque orine con frecuencia. Por tanto, hay que tomarlo como un punto más a observar.

Las deposiciones

Por su parte, la cacas del bebé amamantado son normalmente semilíquidas, y hacen de dos a tres veces al día los primeros meses, por tanto las heces duras, secas o verdes podrían ser un signo de alerta de que no está recibiendo la cantidad de leche suficiente.

A partir del segundo mes, las deposiciones pueden reducirse a una vez al día, y en algunos casos pueden pasar 3, 4 días o hasta una semana sin hacer. La cantidad de veces es muy relativa, por tanto la ausencia de heces no es un signo excluyente de que esté bien alimentado.

El peso

119556342

Si el bebé no recupera la pérdida de peso fisiológica tras el parto en los plazos considerados como normales, habrá que controlar muy de cerca la lactancia con ayuda del pediatra y/o de un grupo de lactancia.

Puede estar fallando el agarre durante la succión o la postura a la hora del dar el pecho, impidiendo que extraiga la cantidad de leche que necesita o haciendo tomas cortas con las que extrae sólo la primera leche, que tiene menos calorías.

A las tablas de estándares de crecimiento de la OMS hay que tenerlas en cuenta, pero también hay que saber interpretarlas ya que no es lo mismo un bebé alimentado con leche artificial que uno alimentado con leche materna (los segundos suelen aumentar más lentamente que los primeros), como tampoco es igual la ganancia de peso para todos los niños de cada grupo.

Según la AEPed, un bebé de 0 a 4 meses debería aumentar de media entre 100 y 200 gramos por semana, de los 4 a los 6 meses, entre 80 y 150 gramos, y a partir de los 6 meses entre 40 y 80 gramos por semana.

De todos modos, es el pediatra quien debe establecer que el bebé no está aumentando de peso adecuadamente y siempre comparando dos pesos con un intervalo mínimo de dos semanas.

Estado general del bebé

Por supuesto, no hay que dejar de valorar el estado general del bebé. Aparte de las deposiciones, la orina y la ganancia de peso, debemos prestar atención a otros signos de vitalidad en el bebé como el tono y la textura de la piel, observando posibles signos de deshidratación, así como sus reflejos, tono muscular y si está más adormilado de lo habitual.

Nadie conoce a tu bebé mejor que tú como para identificar cualquier signo de anormalidad. El instinto de madre es el indicador más poderoso que hay, por tanto no dudes en activar la alarma si encuentras algo extraño en el comportamiento de tu bebé.

Espero que estos consejos te ayuden a tener mayor confianza en tu papel de madre lactante, pero con información real sobre los signos a los que debes estar atenta para conocer si tu bebé recibe suficiente cantidad de leche.

Fotos | Thinkstock
En Bebés y más | Cómo saber si el bebé toma suficiente leche materna: el peso

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio