Compartir
Publicidad

Amamantar durante mínimo seis meses ayudaría a reducir el riesgo de padecer enfermedad hepática

Amamantar durante mínimo seis meses ayudaría a reducir el riesgo de padecer enfermedad hepática
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Dar el pecho a tu bebé es algo que tiene múltiples beneficios para ambos: a él, le das el mejor alimento que puede recibir durante sus primeros meses o años de vida, y tú también ayudar a protegerte de futuras enfermedades o complicaciones.

Una de ellas, de acuerdo con un nuevo estudio, es la enfermedad hepática, ya que se encontró que amamantar durante por lo menos seis meses, ayudaría a reducir el riesgo de padecerla.

De acuerdo con el estudio publicado el Journal of Hepatology, dar el pecho a uno o más niños durante mínimo seis meses, podría ayudar a reducir el riesgo de que la madre padeciera en el futuro enfermedad hepática, específicamente, la enfermedad del hígado graso no alcohólica.

Como su nombre lo dice, esta enfermedad es aquella en la que se acumula grasa en el hígado en personas que beben poco o nada de alcohol. Aunque se desconoce la causa exacta, algunos problemas médicos como la obesidad, el síndrome metabólico y la diabetes tipo 2 podrían elevar el riesgo de padecerla.

El estudio en cuestión, analizó y dio seguimiento a la salud y reportes de lactancia de 844 mujeres cada dos y cinco años, por treinta años iniciando en 1985. Al finalizar el estudio en el que se le dio seguimiento a cada una durante un mínimo de 25 años, se les hizo una tomografía de su abdomen, para analizar los niveles de grasa en el hígado.

De acuerdo con los resultados del estudio, las mujeres que amamantaron a uno o más niños durante más de seis meses tenían un menor riesgo de padecer enfermedad del hígado graso no alcohólica, en comparación con aquellas que no amamantaron o lo hicieron durante un mes solamente.

Las mujeres que fueron diagnosticadas con la enfermedad tras 25 años de seguimiento, presentaron además un índice de masa corporal más alto, circunferencia abdominal mayor, triglicéridos más altos y niveles más bajos de colesterol "bueno".

Con esto, la lactancia añade un beneficio más a su lista en cuanto a la salud de las madres, pues además de reducir la posibilidad de padecer la enfermedad del hígado graso no alcohólico, estudios anteriores han encontrado que amamantar también ayuda a disminuir el riesgo de padecer un infarto, de tener cáncer de mama y de presentar hipertensión después de la menopausia.

Foto | iStock
Vía | ScienceDaily

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio