Compartir
Publicidad
Publicidad

Vacaciones ¿con niños o sin ellos?

Vacaciones ¿con niños o sin ellos?
Guardar
21 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Llega el verano, las vacaciones están prácticamente a la vuelta de la esquina y los viajes están la mayoría planificados.

De un tiempo a esta parte (no sabría decir desde cuándo), además de decidir el lugar donde ir a veranear o al que viajar, muchos padres deben tomar una decisión: vacaciones ¿con niños o sin ellos?

Razones para escoger entra una u otra posibilidad seguro que hay muchas. Yo explicaré las razones que me llevan a pensar que, para viajar, mejor con niños, pero creo que sería enormemente enriquecedor poder conocer la opinión de los papás y mamás que nos leen y por ello os invito a comentarla.

Desde que era pequeño siempre he ido de vacaciones con mis padres, de hecho (llamadme ignorante), hace sólo dos años que descubrí que había gente que se iba de viaje sin sus hijos pequeños. Como veis ni soy muy viajero, ni soy demasiado observador.

Os narraré el diálogo que mantuve con una conocida el día del descubrimiento:

Yo: ¡Ay, este es tu niño! No lo conocía.
Ella: Sí, ¡tiene nueve meses ya!
Yo: Cómo pasa el tiempo… La última vez que te vi estabas embarazada…
[…]
Ella: ¿Pues sabes que nos pasó? Nos fuimos de viaje una semana a Nueva York, y al volver estaba más raro…
Yo (desde mi más profunda ignorancia, pensando que se habían ido todos juntos y que al niño le había afectado el viaje y el avión): Hombre claro, si es que tantos días fuera y tanto avión.
Ella: Sí, sí. Mira que estuvo con mi madre, que ya la conoce, pero al volver nos giraba la cara y todo.
Yo (estupefacto): ¡Ah! Pero ¿Cuánto hace?
Ella: Nada, hará un mes o así…

Claro, el niño tenía entonces ocho meses, que coincide con el momento en que más angustia de separación puede mostrar. Me dejó de piedra, helado… un niño de ocho meses una semana sin sus padres. No es que hubiera mayor problema a nivel de cuidados, seguro que la abuela le cuidó divinamente, el problema es que un niño de esa edad piensa que sus padres han desaparecido de la faz de la tierra (si hubieran hecho el viaje antes probablemente le habría afectado menos).

Desde ese momento he hablado con muchas madres y padres y muchos han defendido su necesidad de desconectar y de escaparse los dos a hacer algún viaje. Yo personalmente no siento esa necesidad y las razones por las que siempre viajaría con los niños son las siguientes:

  • Cuantos más seamos, más reiremos: Es una frase dicha, pero totalmente cierta. Creo que los momentos de asueto, descanso y diversión tienen que compartirse con aquellos a los que más aprecias.

  • Ya no somos una pareja, ahora somos una familia: Mucha gente opina que para mantener vivo el amor entre la pareja tiene que seguir haciendo las actividades que hacía antes, en pareja… Lo extraño es que cuando te casas nadie te dice que tienes que seguir haciendo las actividades que hacías antes, de soltero. De hecho hay una ceremonia llamada “despedida de soltero/a”, en la que celebras dejar de serlo.
    Bajo mi punto de vista, en el momento en que tienes un bebé, la pareja deja oficialmente de serlo, para pasar a ser una familia. De esta manera la unidad familiar se compone de tres personas (en mi caso de cuatro), y allí donde nos desplacemos, si es posible, vamos todos.
  • Los niños están solos demasiado tiempo: Se pasan el año entre el colegio (o guardería), el comedor y las extraescolares. El contacto con los padres es bastante pobre en tiempo y una oportunidad perfecta de pasar tiempo juntos y de jugar, hablar y compartir son las vacaciones.
  • Con ellos también se puede viajar: Muchos amigos míos decidieron, después de casarse, esperar unos años antes de tener hijos para viajar. Sin embargo, creo que se puede hacer todo a la vez, pues con ellos también puedes viajar. Cuando son pequeñitos debes amoldarte un poco a ellos, a sus horarios y a sus preferencias, pero cuando crecen un poco pueden ir allá donde quieras.
  • Viajar es placer, pero también es cultura: Y para los niños me parecen experiencias maravillosas si cabe la posibilidad de ofrecérselas.
  • El concepto del tiempo es relativo: Y lo que para nosotros son siete días, para ellos pueden parecer meses. Depende lógicamente de la edad, cuanto más pequeños sean los hijos más largos se les hacen los minutos.
  • Estas son las razones por las que en caso de viajar lo haría con mis hijos. Como sé que es un tema sobre el cual muchos papás y mamás tendrán opiniones diferentes os animo a debatir sobre ello respondiendo a la pregunta que yo ya he respondido: Vacaciones ¿con niños o sin ellos?

    Foto | Flickr (jyri)
    En Bebés y más | Viajar con bebés, Las primeras vacaciones con el bebé

    Temas
    Publicidad
    Comentarios cerrados
    Publicidad
    Publicidad
    Inicio
    Inicio

    Ver más artículos