Publicidad

Así son las caras de sorpresa y emoción de un bebé ante la decoración navideña, el vídeo que te robará el corazón

Así son las caras de sorpresa y emoción de un bebé ante la decoración navideña, el vídeo que te robará el corazón
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Una vez terminado Halloween, muchos ya estamos con la mente puesta en la Navidad, a pesar de quedar todavía un mes y medio para estar de lleno metidos en plenas fiestas. Pero cuando hay niños en casa es inevitable que ciertas celebraciones se adelanten y se vivan con intensidad desborada desde el primer momento.

Para muchos papás, estas serán las primeras navidades que pasen junto a sus bebés y eso es un recuerdo imborrable que nos encantará revivir una y otra vez con fotos y vídeos. Caritas de sorpresa, ojos abiertos de par en par y gritos emocionados serán nuestros mejores regalos.

La primera Navidad de un bebé

Si tuviera que elegir tres momentos que marcan la primera Navidad de un bebé y de sus padres, personalmente me quedaría con estos tres:

  • la primera vez que les llevamos a ver la decoración de las calles o los mercadillos navideños,

  • la primera vez que les situamos frente a un árbol de Navidad repleto de luces

  • y, por supuesto, sus primeros regalos de Reyes.

Los juguetes estrella de esta Navidad ya ocupan un sitio destacado en las estanterías de los grandes almacenes, las tiendas empiezan a hacer hueco a los turrones y productos navideños, y hay comercios que comienzan a engalanarse de luces y adornos multicolor.

Y aunque quizá a muchos nos parezca que cada años las navidades se adelantan un poco más, lo cierto es que los pequeños de la casa son quienes más disfrutan esta época tan mágica y especial.

Y si no que se lo pregunten a este precioso bebé, protagonista de un vídeo compartido por su madre, Hannah Law, en Twitter que ya ha alcanzado las 6.000 visualizaciones y ha sido retuiteado por más de 2.000 usuarios. Sus expresiones, sus gritos emocionados y sus deslumbrantes ojos ante la decoración navideña son el vivo retrato de la felicidad y la ilusión de los niños en estas fechas.

Viendo a este pequeñín me transporto a las primeras navidades de mis tres hijos y recuerdo en ellos las mismas caras de sorpresa, de fascinación y fantasía que se repiten año tras año. Y no puedo evitar emocionarme como un niño y pensar ya en la decoración que pondremos este año en casa, en cómo lo celebraremos y en los regalos que pediremos a los Reyes Magos.

Siempre he pensado que vivir la Navidad como padres es lo más parecido a vivirla como lo hacen los niños. Porque gracias a ellos podemos volver a sentir la magia y la ilusión que quizá, tiempo atrás, dejamos de sentir.
Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir