Compartir
Publicidad
Publicidad

Planificación para la decoración de la habitación del bebé

Planificación para la decoración de la habitación del bebé
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cómo ya os anunció Lola hace unos días, durante este mes de abril tendremos en Bebés y Más un especial sobre la decoración de la habitación del bebé. En él iremos analizando punto por punto todo lo relacionado con el dormitorio del nuevo miembro de la familia, desde como prepararlo para su llegada, hasta como adaptarlo a medida que el niño va creciendo, así que queremos empezar por el principio y por eso hoy le toca el turno a la planificación.

Cuando vamos a decorar la habitación de un niño que va a nacer, contamos con tiempo para hacerlo con calma, los nueve meses de embarazo dan un margen suficiente para pensar y planificar, ver opciones, elegir y materializar la habitación. Claro que hay que ir sin prisa pero sin pausa, si queremos que esté todo listo en el momento del nacimiento, o preferiblemente varios días antes para no tener que andar apurados a última hora.

Estudiar el espacio disponible antes de empezar a elegir

ikea 1

Muchas veces vemos en un catálogo o en una tienda una habitación que nos gusta y ya queremos llevárnosla para casa, puede ser que nos salga bien, pero en muchos casos es un error. El procedimiento para elegir la habitación del bebé debe ser otro, en primer lugar debemos ver con cuánto espacio contamos para la distribución de los muebles, superficie del cuarto y paredes libres, hay que descontar el armario si ya está empotrado, puertas y ventanas.

Aún en dormitorios pequeños se pueden conseguir muy buenos resultados pero para ello hay que optimizar el aprovechamiento del espacio. Por ejemplo, yo soy partidaria de que en la habitación de los niños todos los muebles sean bajos, pero a veces eso no es posible, si la habitación es pequeña, y en ese caso se aprovecharán las zonas altas para el almacenaje.

Debemos pensar que no solo es cuestión de conseguir que los muebles quepan en la habitación, también hay que dejar el mayor espacio libre que sea posible, la habitación de un bebé debe ser visualmente ligera, para que invite al relax y además el niño crecerá y necesitará espacio para jugar. El tema está en elegir bien los muebles necesarios y aprovechar para su colocación el suelo, pero también las paredes.

Analizar qué muebles necesitamos en la habitación

zara home kids 2

Cuando vamos a elegir un mueble debemos tener claro para qué vamos a utilizarlo, sobre todo en el caso de los muebles de almacenaje, con las cunas y los cambiadores no suele haber fallo, pero cuando compramos muebles para guardar cosas, hay que pensar antes qué vamos a guardar en ellos, para saber qué tipo de mueble nos interesa, con puertas y estantes, abierto, con cajones... Dependiendo de lo que queramos guardar en él el mueble deberá ser distinto y el lugar donde lo coloquemos también.

Además en la habitación de un bebé es fundamental la versatilidad del mobiliario. Para bien y para mal los niños crecen muy rápido y si los muebles que hemos elegido no son versátiles, se nos quedarán obsoletos en muy poco tiempo. En ese sentido es una gran opción la de los muebles convertibles, que crecen con el niño, de los que hablaremos largo y tendido más adelante en este especial.

De nada sirve comprar un mueble muy bonito, pero que no resulte útil, la funcionalidad no tiene que estar reñida con el diseño, pero es lo primero que debemos mirar, además la mayoría de los muebles hoy en día son personalizables, en lo que a forma, tamaño y distribución de compartimentos se refiere. También por eso es necesario empezar a elegir con tiempo, para poder encargar a medida los muebles que más se adecuen a nuestras necesidades.

Hacer varias pruebas de distribución y colores antes de elegir

cambrass 4

Antes de elegir, comprar y empezar a colocar hay que hacer varias pruebas de como queremos que sea la distribución y cuales serán los colores, en ese sentido los decoradores virtuales nos pueden ser de gran ayuda. En muchas tiendas nos ofrecen la posibilidad de que un decorador o diseñador de interiores nos haga varias propuestas de distribución sobre el plano, también hay decoradores on-line con los que podemos hacer las pruebas nosotros mismos.

Lo primero que debemos colocar es la cuna, que sin duda es la principal protagonista del dormitorio, buscando una orientación idónea en cuestión de comodidad para acceder a ella y de la iluminación que reciba, después el cambiador y el armario, si no lo hay empotrado en la habitación y a continuación el resto de complementos. Si el suelo no es suficiente para colocar todo, como antes os decía, podemos aprovechar la pared para módulos de almacenaje.

Una vez que tenemos claro lo que queremos comprar y cómo vamos a colocarlo, es el momento de encargar los muebles y de preparar suelo y paredes de la habitación mientras esperamos su llegada, no es bueno precipitarse, mejor tener todo decidido antes de materializar. Precisamente será de la elección de los colores y de las opciones de pavimentos y revestimientos de lo que os hablaremos en detalle en las próximas entregas de nuestro especial de decoración de la habitación del bebé.

Fotos | Cambrass, Ikea y Zara Home En Bebés y Más | Especial decoración de la habitación del bebé En Decoesfera | Dormitorios infantiles

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos