Compartir
Publicidad

Muebles y complementos imprescindibles en la habitación del bebé

Muebles y complementos imprescindibles en la habitación del bebé
Guardar
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Dentro del especial de decoración de la habitación del bebé, empezamos ya con el mobiliario, hasta ahora nos hemos centrado en la ambientación general del dormitorio, paredes, suelos, colores, iluminación… pero ahora vamos a hablar ya de los muebles que podemos y debemos comprar y de las opciones que tenemos para que elijamos los que más se adecuen a nuestro cuarto.

Entre los muebles imprescindibles en la habitación de un bebé, está obviamente la cuna en primer lugar y después el cambiador y el mobiliario de almacenaje, para el cual hay opciones de lo más diversas, que ahora analizaremos ahora en detalle. Debemos comprar los muebles que mejor se adapten al espacio disponible y a nuestras necesidades, ni menos, ni mas, que a veces nos emocionamos y acabamos comprando cosas que no nos sirven para nada.

Cunas

cuna

La cuna es sin duda la principal protagonista del dormitorio de los niños, es el único mueble que podríamos decir que es totalmente imprescindible, porque es en el que el niño va a dormir. Aunque es relativamente frecuente el uso de cunas que podríamos llamar de segunda mano, prestadas por algún amigo o familiar, yo reconozco que soy partidaria de comprarla nueva para el bebé, solo por una cuestión de ilusión y por elegirla a mi gusto y además hoy en día hay cunas de todos los precios y algunas muy asequibles.

En cuestión de materiales las opciones más habituales en cunas para la habitación del bebé son el metal y la madera, a mi me gustan principalmente las cunas de madera y pintadas en blanco, pero obviamente eso ya es una cuestión personal, sucede lo mismo con el estilo hay propuestas más clásicas, otras más modernas, cada uno deberá elegir la que coincidan mejor con su propio gusto. Una opción interesante es la de las cunas evolutivas o convertibles que el niño puede aprovechar con otra función cuando sea mayor, de ellas hablaremos largo y tendido en la próxima entrega de nuestro especial de decoración de la habitación del bebé.

Cambiadores

cambiador 1

Después de la cuna el otro elemento básico en un dormitorio de bebé es el cambiador, muchas veces dudamos sobre si comprarlo o no, es cierto que antiguamente no había cambiadores y los bebés se cambiaban colocando una toalla sobre la cama, pero por su altura hay que reconocer que el cambiador es más cómodo. Además el cambiador suele proporcionar un espacio extra de almacenaje para las cosas del bebé que no nos viene nada mal y a la larga se puede utilizar como cómoda, si es que no se trata de un cambiador convertible, que ya tenga en si mismo otra función.

cambiador 2

Es muy habitual que el cambiador tenga incorporada una pequeña bañera, como vemos en las fotos puede que la bañera esté debajo de la superficie del cambiador y que esta se levante o que la bañera se extraiga con su estructura hacia fuera. Cada uno debe elegir lo que mejor se adecue al espacio que tenga en su habitación y lo que le vaya a resultar más cómodo, es cierto que a veces la bañera en el dormitorio no se usa, por comodidad se baña al bebé en el cuarto de baño y lo que en realidad interesa es solo el cambiador.

cambiador pared

Para los dormitorios más pequeños están por ejemplo los cambiadores de pared, como el que vemos en la foto sobre estas líneas, que no ocupan espacio en superficie, que se pliegan sobre si mismos y que resultan de lo más discretos. Obviamente tienen menos espacio para almacenaje, pero sí el necesario para guardar las cosas que usamos para cambiar al bebé, por lo tanto resultan perfectamente funcionales.

Armarios y cómodas para almacenaje

armario

Si el dormitorio no tiene armario empotrado, necesitaremos un armario y aunque lo tenga es probable que no nos venga mal algún tipo de cómoda, como mueble auxiliar de almacenaje. Hay armarios especiales para bebé, con baldas y colgadores pensados para su tamaño, yo personalmente no los recomiendo, el bebé crecerá pronto y el armario ya no nos servirá para nada, es mejor comprar desde un primer momento un armario de tamaño de adulto en el que cabe la ropa pequeña y también cabrá la grande en un futuro.

cajonera

Además del armario, ya sea empotrado o no, puede que no nos venga mal contar con alguna estantería o una cajonera, ahí la elección está muy condicionada por el espacio de que dispongamos en la habitación, si el cuarto es muy grande, podemos colocar una cómoda o una cajonera del tamaño que queramos, si la habitación es pequeña habrá que conformarse con lo que ya tenemos y como mucho añadir una estantería de pared en la que podemos colocar algunas cajas para guardar cosas pequeñas.

Trona y accesorios

trona

Finalmente está la trona que no estará en el dormitorio sino en la cocina o en el comedor normalmente, pero que es otro de los muebles o complementos que compramos siempre para el bebé y que el niño utilizará durante bastante tiempo para comer. Hay otros muchos asientos para niños, hamacas, columpios… y también accesorios para adaptar al tamaño del bebé y del niño mientras es pequeño todas las piezas del baño, pero se trata de accesorios de menor tamaño, que o bien nos irán regalando o iremos comprando poco a poco en función de las necesidades de cada etapa.

ropa cuna

Finalmente la ropa de cuna y las toallas, es decir los complementos textiles son importantes y aportan estilo y color a la habitación. Los adornos que vayamos a colocar completan el conjunto, yo no soy partidaria de recargar mucho el cuarto, sobre todo teniendo en cuenta que cuando el niño nazca nos regalarán muchas cosas y que el niño al principio no va a prestar atención a la decoración, será mejor ir poco a poco con los detalles y dejarlos para más adelante.

En resumen, empezamos por la cuna, elegimos un modelo de cambiador que nos venga bien y después organizamos el almacenaje, con accesorios, adornos y demás conviene ir poco a poco. Solo añadir una pieza que no es para el bebé, sino para la madre o el padre, que me parece muy importante y es un asiento cómodo junto a la cuna, pero no hay por qué comprarlo para el cuarto, puede ser cualquier asiento de la casa que traslademos allí durante un tiempo.

Fotos | Foppapedretti
En Bebés y Más | Especial decoración de la habitación del bebé
En Decoesfera | Dormitorios infantiles

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos