Compartir
Publicidad

Habitaciones infantiles en gris y amarillo

Habitaciones infantiles en gris y amarillo
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una tendencia muy de moda en la decoración es combinar colores contrapuestos que generen impacto visual, esos colores que uno nunca pondría juntos en la misma habitación.

Una que me encanta y he visto mucho últimamente en habitaciones infantiles es la combinación de dos colores muy particulares: el gris y el amarillo. Os quiero enseñar algunas ideas para conseguir un cuarto con personalidad pero a la vez moderno y acogedor.

La clave está en que las paredes, el suelo y los muebles de la habitación sean grises o blancos, o una combinación de las ambos, y que los detalles como lámparas, alfombra, ropa de cama, cortinas y cuadros aporten el toque de amarillo, cuando más fuerte mejor, lo cual le dará una pincelada de energía.

En la foto que vemos en portada se apostó por un papel con rayas anchas en gris y blanco ¡todo un acierto! y se jugó con las texturas de las bolas de papel en el techo, el cojín y la alfombra.

gris-amarillo

Los detalles en amarillo pueden estar en complementos de decoración con mucho estilo como unas lámparas tejidas en punto que cuelguen encima de la cuna del bebé como las que vemos arriba. En este caso, las paredes tienen un tono de gris más oscuro y la cuna es de estilo vintage en blanco roto.

colcha-gris-amarillo

Los textiles son fundamentales para conseguir armonía entre los tonos, siempre jugando con el blanco cono nexo de unión. Una colcha con motivos geométricos, unos cojines estilo patchwork o un globo aerostático como móvil pueden aportar el toque de color que marque la diferencia.

detalles-gris-amarillo

¿Qué os ha parecido la propuesta? ¿Os gusta el gris y el amarillo para la habitación infantil?

Fotos | With love and Light, Design sponge, Etsy y Etsy En Bebés y más | Habitaciones infantiles en blanco y negro

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio