Compartir
Publicidad

Flanes industriales

Flanes industriales
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Los flanes industriales son un postre lácteo al que los padres recurrimos en bastantes ocasiones. Pensamos, quizá con excesiva confianza hacia la publicidad, que son tan completos y nutritivos como los que nos hacía nuestra abuela. Pero esto es cierto.

Este tipo de productos industriales suelen tener mucha más azúcar de la conveniente y su análisis incluye conservantes, espesantes, gelificantes y colorantes que es mejor restringir en la dieta lo máximo posible. Aunque llevan leche a esta se añaden proteínas y glúcidos de menor calidad nutricional.

Consumer ha realizado un completo análisis comparativo de los más habituales entre estos flanes industriales, destacándose que, aunque todos estaban en correcto estado sanitario y carecían de transgénicos, las cantidades de azúcar eran muy altas y no se respetaban en todos los casos las normativas sobre etiquetado.

El análisis revela que los flanes de huevo (compuestos por leche, huevo, azúcar, caramelo, espesantes, colorantes y aromas) no son más naturales que los de vainilla, que carecen de huevo y tienen más leche si bien recurren más al uso de aditivos como aromas y colorantes.

La mejor opción nutricional es siempre hacer postres caseros y no usar productos preparados excepto en ocasiones determinadas por la necesidad. De este modo nos garantizamos la mejor calidad nutricional y de calidad-precio posible, y sobre todo, hacer que los aditivos solamente aparezcan en la alimentación de tarde en tarde.

Vía | Consumer En Bebés y más | Tres recetas para bebés entre los nueve y los doce meses

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos