Compartir
Publicidad
Vitrificación de óvulos, la técnica de preservación de la fertilidad que permitirá a Eva Longoria ser madre a los 42 años
Embarazo

Vitrificación de óvulos, la técnica de preservación de la fertilidad que permitirá a Eva Longoria ser madre a los 42 años

Publicidad
Publicidad

Los mujeres retrasamos cada vez más el momento de ser madres. De hecho, España es uno de los países en los que las mujeres tienen a su primer hijo a mayor edad, los 32 años. Esto se debe a que muchas esperan a tener una estabilidad económica y encontrar el momento más conveniente profesionalmente hablando.

Precisamente eso es lo que ha hecho la actriz Eva Longoria que acaba de anunciar que está embarazada de cuatro meses gracias a la vitrificación de óvulos, una técnica de preservación de la fertilidad que le permitirá ser madre a los 42 años. Hablaremos en qué consiste esta técnica de reproducción asistida y en qué casos se realiza.

La actriz tenía firmado por contrato no quedarse embarazada mientras rodaba 'Mujeres Desesperadas', haciendo que postergara esa opción durante años. Al igual que han hecho otras personalidades famosas, decidió congelar sus óvulos años atrás hasta el momento que mejor considerara para ser madre.

La criopreservación de óvulos es una manera de retrasar la maternidad pero asegurándose de que el material genético del óvulo tiene la edad óptima, reduciendo los riesgos de defectos cromosómicos.

Vitrificación de óvulos, ¿en qué consiste?

La vitrificación o criopreservación de óvulos es una técnica de reproducción asistida que tiene como objetivo proteger la fertilidad de la mujer a su edad óptima reproductiva, cuando cuenta con más óvulos y de mejor calidad.

La edad más idónea para realizar la vitrificación de óvulos es en la veintena, a partir de los 20 años. La fertilidad comienza a descender a los 27 años, pero es a partir de los 35 años cuándo la reserva ovárica empeora considerablemente.

Hacerlo a esta edad aumenta las posibilidades de conseguir el embarazo en el futuro y de dar a luz un bebé sano libre de enfermedades cromosómicas ligadas a la edad materna.

¿Cómo se realiza?

vitrificacion-ovulos

Consta de dos procesos. El primero es la obtención de ovocitos, que consiste en estimular los ovarios de forma que se desarrollen múltiples folículos, y luego realizar una punción ovárica o folicular para extraer los óvulos.

El segundo es la conservación de dichos óvulos. Se realiza una congelación a velocidades ultrarrápidas y se mantiene sumergido en nitrógeno líquido. Los óvulos vitrificados no se deterioran con el paso del tiempo. Permanecen exactamente en las mismas condiciones que en el momento en el que se congelaron, pudiendo permanecer igual indefinidamente.

Cuando la mujer decide ser madre se descongela el óvulo y se procede a la fertilización in vitro. Se prepara el endometrio, que es la parte del útero que debe acoger a los embriones, y se procede a la transferencia del óvulo fecundado en el útero materno. Las tasas de supervivencia son similares a las de los óvulos frescos y rondan el 90%.

Casos en los que está recomendada la vitrificación de óvulos

vitrificacion-ovulos

Según nos informa Clínicas EVa, no sólo las celebrities deciden congelar sus óvulos, pues este tratamiento es apto para cualquier mujer que su ritmo de vida u otras circunstancias como una enfermedad no le permita ser madre joven, pero no quiera renunciar a su sueño.

Los casos más habituales en los que las mujeres suelen recurrir a la vitrificación de óvulos que les permite postergar su maternidad en las mejores condiciones son:

  • Mujeres que por temas profesionales no se planteen ser mamás en la actualidad, pero quiera proteger su fertilidad, para que el paso de los años no afecte a su reserva ovárica y por tanto posibilite ser madre en el futuro.

  • Mujeres que por temas personales decidan posponer su maternidad, para así ser madre en un futuro en el momento que ella elija.

  • Mujeres diagnosticadas de endometriosis, enfermedades autoinmunes, enfermedades del colágeno o con antecedentes familiares de menopausia precoz.

  • Mujeres diagnosticadas de cáncer que quieran proteger su fertilidad para ser madre el día de mañana una vez superada la enfermedad. La radioterapia o la quimioterapia pueden producir daños irreversibles en los óvulos. Con la técnica de vitrificación de óvulos la mujer puede vitrificar sus gametos, teniendo así la oportunidad de quedarse embarazada una vez superada la enfermedad.

En Bebés y más | El negocio de la infertilidad: ¿cuánto cuesta tener un hijo si no puedes?, Nace un bebé de un embrión congelado hace 25 años, el que más tiempo ha estado conservado

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio