Publicidad

Síndrome del túnel Carpiano: adormecimiento y dolor de las manos en el embarazo

Síndrome del túnel Carpiano: adormecimiento y dolor de las manos en el embarazo
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Puede que en algún momento del embarazo, sobre todo durante el tercer trimestre, sientas dolor, pinchazos y adormecimiento en los dedos de las manos, especialmente en los dedos corazón, índice y medio.

Se llama síndrome del túnel Carpianoy se produce por la compresión que causa la retención de líquidos en la zona de la articulación de la muñeca, y que estrecha el túnel carpiano, un pasadizo del ligamento y los huesos en la base de la mano. Con el estrechamiento del túnel, se comprime el nervio y los tendones medianos.

Esto hace que sientas dolor y hormigueo en la palma de la mano y en los dedos. Una especie de debilitamiento y una cierta pérdida de sensibilidad en las manos que puede extenderse hacia el antebrazo.

Cómo aliviar el síndrome del túnel carpiano

Es más frecuente que ocurra mientras duermes por las noches y al despertarte por lo que conviene que no duermas sobre las manos. Estas son algunas de las cosas que puedes hacer para aliviarlo:

  • Dormir con los brazos en alto, apoyados en almohadas, hace que los líquidos discurran más fácilmente y se retengan menos. Lo ideal sería que los brazos superaran la altura a la que se encuentra nuestra cabeza. Como en esta fase del embarazo lo normal es que sólo podamos dormir de lado, yo colocaba una almohada en paralelo a mi cuerpo y ahí campaban los brazos a sus anchas.

  • Hacer movimientos circulares con las muñecas, que al rotar favorecen la circulación. Y esto, durante cualquier momento del día, pero especialmente al levantarnos que es cuando las manos están más entumecidas. Dolerá, pero al rato recuperaremos algo de normalidad.

  • También los movimientos de sacudida de manos liberan algo la presión, y si nos acostumbramos a realizar estos movimientos de vez en cuando a lo largo del día, notaremos el alivio.

  • Mover los dedos de las manos como si tocáramos el piano. Una opción similar, que viene muy bien cuando paseamos, es hacerse con dos pelotitas flexibles de goma o gomaespuma e ir modelándolas y estrujándolas con nuestras manos.

  • Durante los paseos, el bueno ir con los brazos en alto de vez en cuando, abriendo y cerrando manos para favorecer la circulación, incluso girando los brazos "a modo de molino", como aspas cruzadas por delante de nosotras o por los lados. Las pelotitas para ir presionando también pueden ser buenas compañeras de paseo. Seremos un espectáculo para los que se crucen en nuestro camino, pero a estas alturas ya una hace lo que sea por sentirse mejor.

  • La natación también es ideal para no sentirse pesada, y activará la circulación de piernas y manos. Éstas, al moverse rotando con las brazadas, también notarán cierta descompresión y alivio.

Cuando las molestias son importantes, se suelen hacer infiltraciones con esteroides en el túnel carpiano. Pero la mayoría de las veces esta enfermedad desaparece a las pocas semanas después del parto al eliminar los líquidos retenidos.

Foto | Daniel Reche from Pexels
En Bebés y más | Una extraña condición dejó su pierna izquierda al doble de su tamaño tras el embarazo: ¿qué es un linfedema?

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir