Compartir
Publicidad
Publicidad

Los ingenieros que diseñan coches piensan en las embarazadas

Compartir

Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Me causa gracia cuando dicen que los coches están diseñados para todo el mundo, cuando probablemente nadie se haya puesto a pensar en las embarazadas a la hora de sentarse al volante. Por eso, me ha gustado saber que por fin, los ingenieros que diseñan coches piensan en las embarazadas.

En el vídeo podemos ver a un hombre con un traje de embarazada, con volumen y 10 kilos de peso, que le permite experimentar en primera persona las dificultades a las que se enfrenta la futura mamá para subir, sentarse y conducir cómodamente.

El traje de embarazada se utiliza básicamente para comprobar la disposición de los cinturones de seguridad, pero también para probar la entrada y salida del coche, una de las principales dificultades que se le presentan a las embarazadas, entre otros sitios, en los aparcamientos.

Ford es una de las marcas de automóviles que se jacta de pensar en las comodidad de las embarazadas al volante. El supervisor de ergonomía se colocó el traje para detectar qué mejoras podía incorporar a los modelos de la marca.

Como resultado, se hicieron cuatro ajustes en el diseño de los coches: se elevó la posición del asiento para hacer más fácil la entrada y la salida, se acercó el dispositivo de apertura de la guantera hacia el lado del conductor, se ajustó la regulabilidad de la altura del volante y se mejoró el ajuste de la curvatura de la columna en los asientos.

Más allá de la marca de coches, ya sea Ford, Renault o la que sea, lo que hay que resaltar es que los ingenieros que diseñan los coches piensen en las embarazadas, porque realmente hay modelos que presumen de ser familiares y las prestaciones no se ajustan en absoluto a las necesidades de una familia.

Vía | Antena 3 En Motorpasión | Ford Focus, presentación y prueba (parte 1) y parte 2.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos