Compartir
Publicidad

El test no invasivo para detectar el síndrome de Down en el embarazo ya está a la venta en algunos países

El test no invasivo para detectar el síndrome de Down en el embarazo ya está a la venta en algunos países
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace años que se habla de la posibilidad de saber si una mujer embarazada espera a un bebé con síndrome de Down mediante una prueba no invasiva que no comporte riesgo de aborto. Ahora parece que la posibilidad se hace realidad, ya que el test ya existe y hace una semana que se comercializa en clínicas de Alemania, Austria, Liechtenstein y Suiza.

El nombre comercial del test es PraenaTest y ha sido desarrollado por la empresa LifeCodexx. En principio, la prueba está dirigida exclusivamente a embarazadas con un tiempo de gestación superior a 12 semanas y con un riesgo alto de tener un bebé con síndrome de Down.

Imagino que este cribado se realizará cuando sea el estado el que tenga que pagar la prueba, de igual modo que sólo se hace una amniocentesis cuando está indicado por protocolo, porque si una pareja lo quiere hacer sin cumplir esos requisitos (sobretodo el del alto riesgo de tener un bebé con síndrome de Down), lo más probable es que pagando puedan hacérsela, de igual modo que en España, si una pareja paga, se puede hacer una amniocentesis (en Cataluña decimos “pagant, Sant Pere canta”, que se traduce como “pagando, San Pedro canta”.

El test detecta si el feto tiene síndrome de Down mediante un análisis de sangre de la madre. Se dice que no es una prueba invasiva porque no se invade el espacio del bebé y así se elimina el riesgo de aborto de la amniocentesis, que es de entre un 0,5 y un 1%. La prueba es totalmente fiable, pues tiene una sensibilidad del 100%, no habiendo falsos negativos, y una especificidad también del 100%, no habiendo falsos positivos.

Evidentemente, la polémica esta servida con este nuevo test. La empresa que lo comercializa defiende el producto explicando que el objetivo es reducir el número de abortos (hasta 700 al año solo en Alemania) derivados de las pruebas invasivas (si las parejas lo van a mirar igualmente, al menos que no haya riesgo de aborto), sin embargo la Federación Internacional de síndrome de Down (que intentó evitar la comercialización del test, al solicitar que se reconozca “la condición humana y se proteja el derecho a la vida de las personas con síndrome de Down o cualquier otra discapacidad”) y otras organizaciones éticas y religiosas se han quejado porque muchas parejas que no se harían la amniocentesis sí se harán esta prueba, pudiendo aumentar así el número de abortos.

Lifecodexx, por su parte, ha declarado que está preparando nuevos tests para detectar otros problemas cromosómicos que puedan darse durante el embarazo, haciéndonos pensar que, si esto sigue así, será difícil ver en el futuro a personas que nazcan con algún desorden genético.

Ahora el debate alrededor de la prueba ya se ha originado en España, ante la posibilidad de que dicho test llegue a nuestro territorio. Miriam y yo siempre hemos comentado que ni nos haríamos la amniocentesis (bueno, se entiende que no se la harían a ella) ni nos haríamos esta prueba, porque hablando de la posibilidad de que alguno de nuestros hijos viniera con alguna discapacidad tomamos la decisión de que lo tendríamos igualmente.

Sin embargo, soy consciente de que la mayoría de la población no piensa igual y seguro que esta prueba será bien recibida si al final llega a nuestro país, pues los datos son claros: el 95% de las parejas que son informadas de que esperan a un bebé con síndrome de Down aborta, o lo que es lo mismo, dicho en números, de cada 20 parejas que se enteran que tendrán un bebé con síndrome de Down, sólo una decide seguir con el embarazo.

Más información | El Mundo, Ser padres
Foto | Ben Fredericson (xjrlokix) en Flickr
En Bebés y más | Día Mundial del Síndrome de Down (2012), Prueba de cribado para detectar el síndrome de Down: un arma de doble filo, El síndrome de Down está desapareciendo en España

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos