Compartir
Publicidad
Publicidad

Dieta de verano para la embarazada

Dieta de verano para la embarazada
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Los síntomas propios de los primeros meses de embarazo se unen a la inapetencia que generalmente provoca el calor, pero eso no es motivo para dejar de llevar una dieta equilibrada que aporte los nutrientes y la hidratación adecuada con el fin de favorecer el desarrollo del feto y lograr un estado saludable de la futura mamá.

La reina del verano es la fruta, con ella podemos refrescarnos mientras aportamos a nuestro organismo vitaminas, minerales e hidratos de carbono. Aunque es mejor consumir la fruta entera, también se puede ingerir en zumos, granizados, etc. pero siempre cuidando la naturalidad del preparado.

Las verduras y hortalizas también nos dan muchas opciones de comer con ganas, pero hay que tener mucha cura de lavarlas bien, cocinarlas con poca agua y el tiempo justo para que mantenga los máximos nutrientes.

Los lácteos no deben faltar en a dieta, tanto la leche como el yogur, nos aportan calcio, vitaminas y proteínas de manera saludable, digestiva y refrescante, además se puede combinar con frutas, cereales, etc. Si durante el embarazo estás pasando por una época de inapetencia producida por tu estado y las altas temperaturas, deberás valorar si es algo pasajero o si se mantiene durante varios días, si es así, deberás consultar con tu médico.

En caso de que sea algo momentáneo, procura encontrar la manera de sobrellevarlo saludablemente, por ejemplo, distribuye la comida en varias tomas más pequeñas para evitar la sensación de saciedad, evita los primeros platos que llenan y aportan pocas calorías, como sopas, ensaladas, etc.

Consume productos enteros, nada de desnatados ni productos bajos en calorías. Realiza en estos días platos únicos combinando todos los nutrientes necesarios de una comida, entre los que tiene que encontrarse un alimento proteico y uno energético.

Procura introducir alimentos que estimulen el apetito y beber líquidos fuera de las comidas principales, éstas serán más amenas si estás acompañada.

El calor tampoco debe impedir que realices ejercicio, además de mantenerte en forma, abrirá tu apetito.

Más información | Guía Infantil En Bebés y más | Verano y embarazo, cómo sobrellevar el calor

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos