Compartir
Publicidad
Publicidad

Cómo hacer una escultura de tu tripa embarazada

Cómo hacer una escultura de tu tripa embarazada
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Inmortalizar tu embarazo en una escultura puede ser un recuerdo muy bonito del momento que estás viviendo. Existen kits especiales como el Belly Art que incluye todo lo necesario para hacerlo, pero también puedes hacer una escultura de tu tripa embarazada de una forma muy sencilla y por menos dinero. Te enseñamos paso a paso cómo hacerlo.

Lo ideal sería contar con alguien que te ayude, pero también puedes hacerlo tú misma con una buena dosis de paciencia. Lo recomendable es hacerlo cuando la gestación esté bien avanzada para que la forma de la barriga sea más notoria, pero si lo prefieres puedes hacer una serie de esculturas a medida que la tripa vaya creciendo. También puedes elegir hacerla sólo de la tripa, del torso entero o como veís arriba, de la tripa, los pechos y un sólo hombro. Eso como más te guste.

Básicamente, hay dos técnicas que se pueden utilizar para hacer una escultura de tu tripa embarazada: en yeso o en papel maché.

Para hacer el molde en yeso

Necesitarás aceite de bebé, yeso y vendas de gasa. Con la piel bien limpia y seca, pasa abundante aceite de bebé por todos los sitios en los que luego colocarás el yeso. Así evitas que se pegue y el molde pueda retirarse con facilidad.

Una vez hecho esto, tienes que colocar una capa de yeso preparado, luego vendas y nuevamente yeso. Así dos o tres capas hasta conseguir el grosor deseado. Recuerda dejar bien libres los laterales para poder retirarla.

Sólo queda tener paciencia y esperar a que el molde esté bien seco para retirarlo. Luego hay que darle terminación a los laterales, recortando con tijera y usando una lija muy fina para arreglar los bordes. Y ya está listo para decorar.

Para hacer el molde en papel maché

El papel maché es una técnica oriental antigua muy extendida para trabajos manuales. Es fácil de hacer y tiene durabilidad.

Primero, tienes que preparar el papel maché: disolver cola en agua tibia y añadir trozos de papel de periódico cortado a mano.

Antes de empezar, tienes que envolverte el torso con papel film para que la pasta no se pegue y sea fácil de desmoldar. Luego tienes que ir colocando capas de la preparación, lo ideal es entre 3 y 5 capas. Una vez que esté seco, lo retiras.

Por último, hay que mejorar las terminaciones, recortándolas con tijera y pasando una lija fina.

Cualquiera sea la técnica que elijas, una vez hecho el molde puedes pintarlo, escribir un poema, hacer decoupage, o decorarlo de la manera que más te guste. Son dos formas muy sencillas y económicas de de hacer una escultura de tu tripa embarazada. Sólo hay que tener paciencia para hacerlo y esperar a que el molde seque.

El resultado es un molde hueco de la tripa que la embarazada podrá guardar para siempre como recuerdo de esos meses tan especiales.

Foto | Bellyoflove

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos