Cómo cambia la microbiota intestinal, oral y vaginal durante el embarazo y por qué es tan importante cuidarlas

Cómo cambia la microbiota intestinal, oral y vaginal durante el embarazo y por qué es tan importante cuidarlas
Sin comentarios

Cuidarse en el embarazo es una obviedad, pero no siempre se hace teniendo en cuenta a los microorganismos esenciales y beneficiosos que componen la microbiota de la madre, y que no solo influyen en su salud, sino también en la salud y desarrollo del bebé.

Con ayuda de los expertos de NutriBiótica, te explicamos exactamente el papel que juega la microbiota intestinal, oral y vaginal durante el embarazo, cómo cambian en este periodo de la vida y por qué es tan importante cuidarlas para mantener su correcto equilibrio.

Microbiota intestinal: qué es y cómo cambia durante el embarazo

microbiota embarazo

Según leemos en la web científica Gut Microbiota for health, la microbiota es "el conjunto de los microorganismos (todas las bacterias, arqueas, cñelulas eucariotas y virus) presentes en un entorno definido". Como la microbiota varía según su entorno, a la microbiota situada en el tracto intestinal se la denomina microbiota intestinal.

Si bien no existe consenso sobre lo que constituye una microbiota sana, los investigadores consideran que debe reunir los siguientes atributos:

  • Riqueza y diversidad de especies
  • Capacidad de resistir en situaciones que alteran la flora (tratamientos antibióticos, dietas desequilibradas, enfermedades) y capacidad para estabilizarse.

Las afecciones digestivas, la obesidad, las alergias, enfermedades como la diabetes, el cáncer o enfermedades neurodegenerativas, pueden romper el equilibrio y composición de la microbiota intestinal.

El embarazo es una etapa de la vida en donde la microbiota también sufre modificaciones que se asocian con cambios en los perfiles de la microbiota oral, cutánea y vaginal, entre otras. Los estudios evidencian que en esos cambios destaca un incremento de la abundancia de bifidobacterias, un tipo de microorganismo que no puede crecer en presencia de oxígeno y que está presente en el intestino, pero también en la boca y en la leche materna

Este aumento de bifidobacterias se da sobre todo en el tercer trimestre del embarazo, debido en gran parte a la progesterona, la principal hormona que interviene en el proceso de gestación y que modifica la microbiota de forma directa.

El papel de las bifidobacterias durante la gestación

Además de sus propiedades a nivel general, las bifidobacterias tienen una serie de beneficios concretos para la mamá embarazada:

  • Tienen un efecto beneficioso sobre la salud metabólica de la madre
  • Mejoran la respuesta a la insulina
  • Optimizan la función del sistema inmune, ya que interactúan con las células inmunitarias, regulando tanto la respuesta innata como la adaptativa
  • Ayudan a controlar la inflamación de bajo grado
  • Protegen de potenciales infecciones, no solo en el tracto gastrointestinal, sino también a nivel vaginal y pulmonar

Microbiota oral y vaginal: así cambian durante el embarazo

Pero además de los microorganismos que encontramos en el intestino, también hay microbiota en otras partes del cuerpo, como la boca o la vagina.

En la cavidad oral, los microorganismos que forman parte del ecosistema bucal deben estar en equilibrio para garantizar una correcta función fisiológica y evitar el desarrollo de enfermedades. Es por ello que cuando una mujer se queda embarazada, una de las primeras revisiones a las que debe acudir es a la del dentista, ya que la salud oral está mucho más conectada de lo que parece con la salud de la madre y con la del bebé.

De hecho, algunas de las enfermedades orales más comunes, como la periodontitis, en la que se produce un incremento de ciertas bacterias patógenas, son un factor de riesgo que puede llevar a complicaciones como el parto pretérmino o que el bebé nazca con un peso por debajo del habitual.

Por su parte, la microbiota vaginal, llamada Flora del Döderlein, tiene su propia composición y cambia en el embarazo debido a la acción de los estrógenos. De este modo, la microbiota vaginal durante la gestación pasa de una composición más variada a otra más homogénea en la que predominan los lactobacilos. Estos microorganismos aumentan sobre todo en el segundo trimestre, y serán transmitidos al bebé durante el parto vaginal.

Cómo cuidar la microbiota durante la gestación

embarazo

Para cuidar la microbiota durante el embarazo es fundamental que la madre siga los siguientes consejos:

En algunos casos concreto podría ser recomendable recurrir al uso de probióticos, que son fórmulas específicas compuestas por microorganismos vivos que podrían ayudar a equilibrar la población de bacterias y a prevenir la expansión de cepas causantes de enfermedades. Pero como ocurre con cualquier otro medicamento (incluso los adquiridos sin receta) o suplemento, su uso durante el embarazo debe ser recomendado y controlado por el médico.

Fotos | iStock

En Bebés y Más Uso de probióticos en niños: ¿cuándo administrarlos y qué recomiendan los pediatras?, Siembra vaginal: ¿puede ayudar a tu bebé si ha nacido por cesárea?, La microbiota del bebé influye en su forma de percibir y experimentar el miedo

Temas
Inicio