Siete importantes valores que aprenden los niños gracias a las actividades extraescolares

Siete importantes valores que aprenden los niños gracias a las actividades extraescolares
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Las actividades extraescolares son actividades con las que los niños disfrutan, o al menos, ese debería ser el objetivo principal; sin embargo, van más allá de esto, porque entrañan el aprendizaje de importantes valores para ellos. Así, el hecho de hacer extraescolares, implica que interioricen una serie de valores que les pueden servir para toda la vida.

La capacidad de superación, el valor del esfuerzo, el compañerismo... son solo algunos de los valores que los niños integran gracias a este tipo de actividades, independientemente de la actividad en sí, ya que todas conllevan valores, aunque estos sean diferentes entre sí. Conoce los valores que los niños adquieren gracias a ellas.

Siete valores que interiorizan por hacer actividades extraescolares

Muchas veces, cuando pensamos en actividades extraescolares, nos viene a la cabeza el deporte. Y es normal, a menudo apuntamos a los hijos a básquet, fútbol, tenis, natación... Y el deporte está intrínsecamente ligado a los valores que conoceremos a continuación, pero también lo están otras actividades como el teatro, el ajedrez, el baile o el aprendizaje de algún tipo de habilidad.

1. El valor del esfuerzo

Los niños aprenden el valor del esfuerzo a través de actividades extraescolares porque estas les brindan oportunidades para establecer metas, enfrentar desafíos y perseverar.

Al participar en actividades que requieren dedicación y práctica, desarrollan habilidades como la disciplina, la paciencia y la determinación, lo que les enseña que el éxito no llega fácilmente y que el esfuerzo constante conduce a un crecimiento personal y a logros significativos.

Esto les prepara para la vida adulta, donde el trabajo duro y la persistencia son fundamentales para alcanzar metas y superar obstáculos.

2. La constancia

Otro valor que aprenden los niños al hacer actividades extraescolares, especialmente en el deporte, es el valor de la constancia. A través de ellas tienen la oportunidad de comprometerse con una actividad a largo plazo.

Al perseverar en la práctica y superar desafíos, desarrollan la habilidad de mantenerse enfocados en sus objetivos, lo que les prepara para la vida adulta, donde la persistencia es necesaria para luchar por los sueños y conseguir llegar a sus propias metas, pero también para afrontar situaciones difíciles.

3. Trabajo en equipo y compañerismo

actividades-extraescolares
Imagen de Freepik

Como seres sociales que somos, necesitamos a los demás para sobrevivir, y por eso los vínculos son tan importantes. Y este es otro valor que se potencia con las actividades extraescolares; la esfera social.

Hablamos, concretamente, del trabajo en equipo y del compañerismo (el ser capaces de escuchar, de empatizar...). Los niños aprenden a colaborar con otros para alcanzar metas comunes, y aprenden que todos podemos aportar algo para lograr un objetivo común.

Por otro lado, aprenden a comunicarse, a apoyarse mutuamente y a valorar las fortalezas individuales, lo que fomenta habilidades sociales cruciales para la vida en futuras interacciones personales y profesionales.

4. La formación continua

A través de las actividades extraescolares, los niños también entienden que es posible, y necesario, seguir aprendiendo siempre. Que aprendemos toda la vida, y que este aprendizaje, esta formación, no es algo que un día termine.

Además, la formación continua se promueve en actividades extraescolares ya que los niños también experimentan la importancia de mejorar constantemente. Al buscar el "ser buenos" en sus intereses, se inculca el hábito de aprender a lo largo de la vida, de ser flexibles y adaptarse, una habilidad esencial en un mundo en constante cambio.

5. La capacidad de superación

Otro valor que aprenden es la capacidad de superación y la resiliencia, que forjan los niños al tener que enfrentarse a desafíos y a la necesidad de superar obstáculos. Los niños aprenden a perseverar, a adaptarse y a encontrar soluciones, lo que les prepara para afrontar futuros retos con confianza y determinación en sus vidas.

6. Compromiso y responsabilidad

Son actividades que también les enseñan a comprometerse con las cosas y con ellos mismos. ¿Por qué? Porque al apuntarse a una actividad, se están comprometiendo a asistir. Por ejemplo, en los deportes de equipo, que conllevan partidos los fines de semana, esto conlleva un compromiso de asistencia (son parte fundamental de un equipo).

Lógicamente, siempre se puede cambiar de opinión, y los niños también, pero deben ser conscientes que, si se apuntan a una actividad, la idea es seguir en ella (al menos, lo que dure la temporada). Por ello, es también una forma de responsabilizarse de sus decisiones (y también del material que deben llevar, de aprenderse los textos si están haciendo teatro, etc.).

7. Tolerancia y respeto

actividades-extraescolares
Imagen de Freepik

Finalmente, las actividades extraescolares también les enseñan el valor de la tolerancia, ya que se enfrentan a situaciones que les obligan a relacionarse con otros niños, niños que tienen otros intereses, otra personalidad, otra manera de entender las cosas, otros gustos... Es decir, niños que pueden ser muy diferentes a ellos.

Y sin embargo, es una buena oportunidad para entender que, aún siendo diferentes, y aún sin compartir siempre todas las opiniones con los demás, deben ser tolerantes y respetuosos. Aprender esto les resultará útil para todos los escenarios de su vida, ya que la tolerancia y el respeto son valores fundamentales, sobre todo teniendo en cuenta que vivimos en un mundo social.

Foto | Portada (Freepik)


Temas
Comentarios cerrados
Inicio