Compartir
Publicidad

Problemas de dicción pueden ser consecuencia del uso prolongado del biberón

Problemas de dicción pueden ser consecuencia del uso prolongado del biberón
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

Mi hijo de tres años y medio desde hace un par de semanas está recibiendo en el cole, terapia de lenguaje a causa de ciertas dificultades para pronunciar algunos fonemas.

Por lo que nos ha dicho la terapista, los problemas de dicción para pronunciar correctamente la k, la d, la g y la r que tiene Rodrigo, se deben principalmente a que no mueve correctamente la lengua a causa del uso prolongado del biberón.

Hasta hace un par de semanas lo primero que Rodrigo pedía al despertar era su tete. Por una razón u otra, en casa nos decíamos que ya era hora de que lo dejara, pero nunca llegaba al momento definitivo, reforzado con frases como: "no te preocupes si fulano tomó tetero hasta los seis años", o "pero si sólo se toma uno al día".

Lo cierto es que el uso prolongado del biberón y del chupete puede hacer que los niños tengan problemas de dicción. La buena noticia es que siempre que se detecten a tiempo se pueden corregir muy rápidamente.

Ahora en casa tengo un niño que orgullosamente y mucho más fácil de lo que pensabamos dice que ya no toma tete y en tan sólo un par de semanas ha logrado varios de los fonemas que antes no pronunciaba. Lo que en el fondo de mi corazón me da una cierta tristeza pues ya no habla como mi bebé, pero a la vez me llena de orgullo verlo enseñándome lo que aprendió a decir correctamente.

Más información sobre los problemas de dicción | consumer.es En bebés y más | La dislalia en los niños mayores de cuatro años En bebés y más | Le cuesta pronunciar la letra r

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos