Compartir
Publicidad
Publicidad

Jugar todos los días con los hijos es fundamental para su desarollo

Jugar todos los días con los hijos es fundamental para su desarollo
Guardar
8 Comentarios
Publicidad

La rutina en la que nos vemos sumergidos a diario nos hace olvidar la importancia de dedicar un ratito cada día a jugar con nuestros hijos.

El juego en la infancia es esencial, es la forma en que los niños se divierten pero también aprenden y nuestro apoyo en ese aprendizaje es sumamente beneficioso para establecer un vínculo entre padres e hijos, por eso jugar todos los días con nuestros hijos es fundamental para su desarrollo.

Los niños se sienten queridos, atendidos y que son importantes para nosotros cuando compartimos actividades con ellos. Es como una forma de decirles “me importas”, un puente de entendimiento mutuo entre ambos, dejando fuera las obligaciones y los horarios.

Para jugar juntos no es imprescindible hacerlo con algún juguete, también se pueden inventar juegos, canciones, leer cuentos, bailar, hacer juegos de manos, trabalenguas, disfrazarnos, etc. Cualquier forma es válida cuando el fin es compartir un buen rato.

El juego se convierte así en una forma amena y distendida de comunicarnos con nuestros hijos. Pasamos a formar parte de ese fantástico mundo que es para ellos el juego, poniéndonos a su altura, acompañándoles, a su lado.

Como digo más arriba, el juego no es sólo entretenimiento. A través del juego, los niños se divierten pero también aprenden, expresan emociones, se sociabilizan, aprenden a resolver situaciones.

No es difícil buscarse un hueco en la rutina diaria para jugar al menos 20 minutos cada día con nuestros hijos. Podemos organizarnos para cenar más rápido y dejar un rato para jugar antes de dormir, reservar un rato por la tarde para los juegos que más les gusten o incluso aprovechar el trayecto hacia el cole para inventar algún juego.

Para los bebés, los juegos son los mimos, las caricias, las sonrisas, leerles un libro. Lo que necesitan, tanto los bebés como los más mayorcitos, es sentir que estamos allí, que les queremos, les prestamos atención y que disfrutamos de su compañía.

Eso sí, al menos esos minutos, deberíamos apagar la tele, los móviles y apartar cualquier otra distracción para centrarnos exclusivamente en nuestros hijos. Lo disfrutaréis tanto como ellos.

Foto | © PhotoXpress.com, reproducida con autorización.
En Bebés y más | No lo olvides: juega con tu hijo al menos media hora al día , Un valioso regalo: dedicar un tiempo sólo para nuestros hijos,

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos