Publicidad

Cómo construir un arenero infantil en tu jardín o terraza, y que tus hijos disfruten de esta actividad con grandes beneficios

Cómo construir un arenero infantil en tu jardín o terraza, y que tus hijos disfruten de esta actividad con grandes beneficios
Sin comentarios

Si hay una actividad por excelencia que los niños adoran es jugar con arena. No hay nada más estimulante para ellos, creativo y divertido que hacer hoyos, figuras, construcciones o trasvases de arena, además de aportarles grandes beneficios para su desarrollo.

Pero jugar con arena no tiene por qué limitarse exclusivamente a los parques o las playas. También en casa los niños pueden disfrutar de este juego, y para ello vamos a darte algunas ideas para construir un arenero infantil de forma práctica y sencilla, tanto en la terraza o jardín, como en el interior de tu vivienda.

Ideas para hacer un arenero infantil en el exterior

arenero

Si no podemos ir al parque o a la playa para que los niños puedan jugar libremente con la arena, podemos construir nosotros mismos un práctico y cómodo arenero en el jardín o terraza de nuestra casa, y así permitirles disfrutar de esta actividad cuando lo deseen.

Esta solución tiene grandes ventajas, pues no solo podremos adaptar el arenero al espacio que tengamos, sino que a diferencia de la arena que se encuentra en los espacios públicos, la nuestra estará limpia siempre que mantengamos las debidas medidas de higiene.

He aquí algunos ejemplos para construir un arenero en el jardín o terraza:

  • Si tienes poco espacio, puedes aprovechar un neumático de coche, pintarlo con colores divertidos y rellenarlo de arena. Otra idea es comprar una pequeña piscina hinchable, un palet de madera o una caja de plástico y hacer lo mismo.

  • Si vamos a construir el arenero en un jardín, antes debemos limpiar el suelo de malas hierbas y colocar una malla antihierbas para evitar que vuelvan a salir en un futuro. A continuación, delimitaremos el espacio y dimensiones que tendrá nuestro arenero y procederemos a su construcción.

Para ello podemos usar materiales como troncos, tableros de madera o traviesas, que atornillaremos entre sí con escuadras para que no se muevan, y a su vez clavaremos en el sueño. Es importante que el material que usemos sea seguro para los niños, y no contenga bordes peligrosos o astillas que puedan clavarse. En este sentido, podría ser necesario hacer un tratamiento previo de la madera y barnizarla.

En cuanto a la profundidad que debería tener nuestro arenero, los expertos recomiendan que como mínimo sea de 30 cm, con el fin de que los niños puedan aprovechar mejor el espacio para enterrar sus juguetes o excavar.

Con arena, moldes para figuras, cubos y palas y otros juguetes similares, los niños tendrán todo lo que necesitan para pasar un buen rato entretenidos

Si os animáis con esta idea, os aconsejamos echar un vistazo a este práctico artículo de Leroy Merlin en donde nos explican paso a paso cómo construir un arenero en el jardín.

También nos ha gustado este otro vídeo del canal SODIMAC, en donde nos enseñan a fabricar un arenero con toldo incorporado, para que nuestros hijos estén protegidos del sol mientras juegan en el exterior:

¿Qué tipo de arena utilizar y qué otros aspectos debo tener en cuenta?

En lo que respecta a la arena con la que rellenar el arenero, la podemos comprar en tiendas de jardinería o bricolaje a un precio muy económico. Lo más recomendable es optar por "arena de río lavada", que por sus particularidades y textura (arena blanca y fina, pero sin llegar a desprender polvo susceptible de ser inhalado o entrar en los ojos) resulta perfecta para los niños.

Es aconsejable cubrir el arenero con una lona o tapa cuando no se esté utilizando, con el fin de preservar la arena y evitar que se ensucie. Esta recomendación se vuelve indispensable si en casa tenéis un gato, pues de lo contrario, es probable que el animal quiera utilizar este espacio para hacer sus necesidades, y contaminar la arena.

De cualquier modo, se recomienda echar un vistazo a la arena de forma periódica y sustituirla por arena limpia a medida que se vaya gastando o ensuciando.

¿Y si no dispongo de tanto espacio para construir un arenero en el exterior?

cajón de arena

Pero aunque la idea de construir un gran arenero de madera para el jardín o terraza suene fantástica, hay quien no tiene esa posibilidad, pues su vivienda carece de espacios al aire libre. Sin embargo, esto no debería ser excusa para que los niños disfruten de esta divertida actividad.

Podemos comprar cajones o mesas de actividades especialmente diseñadas para este fin, o bien fabricar nosotros mismos un arenero casero con ayuda de una caja de plástico, como las que se utilizan para guardar ropa u otros accesorios.

deAO Mesita Cajón de Arena y Agua con Accesorios y Tapa Protectora Actividades de Verano Infantil

deAO Mesita Cajón de Arena y Agua con Accesorios y Tapa Protectora Actividades de Verano Infantil

Tan solo debemos fijarnos en que la caja no sea demasiado profunda, para que el niño pueda jugar cómodamente sentado en el suelo o en un pequeño taburete, y por supuesto no estresarnos si la arena cae fuera de la caja (¡que lo hará!).

Beneficios de jugar con la arena

jugar con arena

Los niños solo necesitan un poquito de arena para echar a volar su imaginación y pasarse horas entretenidos. No importa la edad que tengan, pues esta actividad suele ser siempre una de sus favoritas.

Pero además de diversión, jugar con arena tiene un sinfín de beneficios para su desarrollo:

  • Fomenta su creatividad: los expertos aconsejan ofrecer a los niños todo tipo de materiales que les permitan crear y dar forma a las ideas que tienen en su cabeza. Lápices de colores, pintura de dedos, acuarelas, plastilina... y por supuesto, arena, son recursos imprescindibles para fomentar esa creatividad innata.

  • Estimula sus sentidos: notas la arena en las manos o los pies, sentir como se resbala entre los dedos, cómo se puede amasar y dar forma si está ligeramente humedecida, es toda una experiencia para sus sentidos.

  • Trabajan la motricidad fina y la coordinación ojo-mano: modelar arena fomenta el desarrollo de la coordinación entre las manos y la vista, mejora la fuerza de los músculos de la mano, la destreza y la agilidad de los dedos. Fomentar la motricidad fina es importante para el desarrollo del niño, tanto a nivel cognitivo y emocional como social. Además, realizando tareas de motricidad fina, el niño pequeño estará preparando sus manos para introducirse, más adelante, en el uso de herramientas de escritura.

  • Introducción en conceptos matemático-científicos: trasvasar arena de un cubo a otro, construir estructuras que no se derrumben, mezclar arena con agua en proporciones adecuadas hasta obtener una mezcla moldeable, aprender sobre los volúmenes, tamaños y proporciones de las cosas, realizar figuras geométricas... los conceptos básicos sobre matemáticas y ciencia que los niños aprenden jugando con arena son innumerables.

  • Favorece las relaciones sociales: si el niño juega con la arena en compañía, se estarán fomentando sus relaciones sociales y habilidades comunicativas, además de potenciar el trabajo cooperativo.

  • Beneficios de jugar al aire libre: aunque tal y como hemos visto, es fácil hacer un arenero infantil para que el niño juegue incluso dentro de casa, si lo construimos en el exterior estaremos potenciando el juego al aire libre y favoreciendo la exposición a la tan necesaria Vitamina D que nos aporta en sol.

  • Tiene un efecto relajante, favorece la concentración y le ayuda a sentirse bien, ya que al realizar una actividad placentera y divertida estará liberando endorfinas que le proporcionarán felicidad y bienestar, contribuyendo con todo ello a su correcto desarrollo cerebral.

¿A partir de qué edad pueden los niños comenzar a jugar con arena?

En el momento en que los bebés comienzan a desplazarse por sí mismos y a querer explorar el mundo que los rodea, podemos ofrecerles la opción de jugar en un cajón de arena, ya que como hemos visto, son muchos los beneficios que le aporta esta actividad.

Eso sí, hemos de estar muy pendientes de ellos, pues tenderán a llevarse la arena a la boca en su afán exploratorio, así como lavarles bien las manitas cuando terminen de jugar.

Fotos | iStock, Pixabay

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios