¿Tu bebé nace en verano? Once cosas sobre los cuidados del recién nacido que te interesa saber
Consejos

¿Tu bebé nace en verano? Once cosas sobre los cuidados del recién nacido que te interesa saber

HOY SE HABLA DE

En días tan calurosos como este me cuesta mucho no recordar el día que nació mi primera hija: justo estaba atravesando la península una ola de calor subsahariana que la prensa recogía como "histórica". Ella nació por una cesárea de urgencia, así que me vi con un bebé prematuro, recién nacido, con el abdomen lleno de grapas en días en los que se superaban los 40 grados y noches en los que la temperatura se hacía insoportable, así que, según nuestra experiencia, estas son las cosas que os recomiendo tener en cuenta si vuestro bebé nace en verano.

La lactancia materna o la alimentación con biberón debe ser a demanda

Aunque siempre debería ser así porque un bebé pide cuando lo necesita, en esta época cobra más importancia si cabe, ya que se multiplica el riesgo por deshidratación y necesita reponer continuamente el agua que pierde su organismo. Ten en cuenta que la leche materna es 90% agua y que esta también aporta las sales y los nutrientes necesarios para evitarla, así que el bebé no necesita nada más. Ofrécele el pecho o el biberón con frecuencia y recuerda que aunque haga mucho calor, no hace falta darle agua a los bebés antes de los seis meses.

Ten algunas precauciones con el aire acondicionado

Los bebés son especialmente sensibles a los cambios bruscos de temperatura pero puedes utilizar el aire acondicionado. Solo debes intentar que la transición en la temperatura sea paulatina, y tener en cuenta que no les debe dar el flujo directamente y que no se debe utilizar para dormir.

No le expongas directamente al sol

Carritp

La piel de los bebés recién nacidos es muy inmadura, fina y permeable, así que no se deben exponer directamente al sol ni aplicarles protector solar, ya que algunos de sus ingredientes les pueden provocar reacciones como alergia o irritaciones.

Aunque suene contradictorio, se deben dar pequeños "baños de sol", a través de paseos porque les ayuda para la síntesis de vitamina D, pero siempre optando por las primeras horas de la mañana para evitar que el bebé se acalore demasiado.

Ponle ropa fresca y cómoda

Según un documento emitido por el Servicio Nacional de Salud del Reino Unido, el sobrecalentamiento puede aumentar el riesgo de muerte súbita. Esto puede ocurrir debido a demasiada ropa de cama o ropa, o porque la habitación está demasiado caliente. Elige siempre algodón para todas las prendas que utilices con el bebé (incluyendo las sábanas).

No les pongas zapatos

Nunca deberían ponerse zapatos a un bebé que no anda, ya que "ponerle zapatos, aunque resulte bonito es completamente perjudicial, ya que la estructura ósea de un niño tarda en consolidarse completamente. Así que si los cubrimos cuando aún no se han desarrollado, estamos perjudicando su óptimo desarrollo", afirma Según Javier Ferrer, podólogo delHospital Nisa Pardo de Aravaca

Lleva siempre una mantita ligera contigo

Aden Anais Manta

En verano es normal estar en la calle a más de 35 grados, entrar a un sitio o subirte a un autobús, y quedarte helado en cuestión de minutos. Por eso, haga la temperatura que haga, lleva una manta contigo porque puedes necesitarla cuando menos te lo esperas (la nuestra era de Aden+Anais).

Prepara el carrito o la mochila porta-bebés adecuadamente

Tanto en el capazo como en la mochila, los bebés pueden pasar mucho calor, así que es vital prepararlos en caso de que los vayamos a utilizar en verano. En el caso del carrito, ponle una funda de algodón y si se tiene la opción, cambia la capota por una diseñada para esta época del año (permiten que se ventile el interior y llevan protección UV).

En caso de que vayáis a portear al bebé, elige una ergonómica y de un material adecuado, que generalmente son de una especie de malla que permite que el aire circule y evita que el bebé se acalore.

A la hora de dormir, mantenlo fresco y protegido

Los bebés recién nacidos no regulan bien su temperatura, así que ante las temperaturas de verano, lo mejor es ponerle un body de algodón con tirantes y vigilar que la temperatura de la habitación sea la adecuada. De hecho recuerdo que en uno de los primeros controles que tuvimos con nuestra pediatra cuando mi bebé nació, nos dijo explícitamente que no le pusiésemos ni siquiera un body para dormir, cosa que me sorprendió mucho (aunque las temperaturas nocturnas fueron excepcionalmente altas ese año).

En caso de vivir en un sitio en el que haya mosquitos, utiliza una mosquitera o un repelente electrónico, pero nunca pulverices insecticida en la habitación.

Revisa la temperatura de tu bebé si lo notas molesto

Calor Recien Nacido

Si lo notas especialmente molesto, puede que el bebé esté pasando calor. Toma su temperatura con un termómetro (ten en cuenta que lo normal son entre 36°C y 37°C de temperatura axilar y que en los primeros días sus extremidades están más frías que el resto del cuerpo y no es señal de que estén pasando frío), ofrécele el pecho y déjale un rato en pañal. En caso de que el bebé tenga fiebre, acude directamente a urgencias.

Ten en cuenta las condiciones del destino en caso de que te vayas de vacaciones

Si te vas de vacaciones con tu bebé recién nacido, ten en cuenta que en un sitio con humedad la sensación térmica es mayor y que hasta los 6 meses no se recomienda meterlos en el mar o en la piscina. En caso de que vayáis a la montaña, también debes tener presente que a una altitud superior a los 1.200 m el oxígeno desciende.

Cuida tu bienestar

Uno de los consejos que nunca encontré en ese momento tan importante de mi vida como es el postparto, fue buscar mi bienestar. El verte con un bebé recién nacido (principalmente si eres madre primeriza), puede llegar a ser tan abrumador, que el calor puede jugar completamente en contra de tu bienestar físico y emocional. Busca momentos para darte un baño o una ducha relajante, para darte un masaje con una crema refrescante, una mascarilla o para tomarte algo tranquilamente en una terraza. Nunca olvides que para cuidar debes cuidarte y estar bien.

En Bebés y Más | Golpe de calor en niños: síntomas para reconocerlo y cómo debemos actuar

Temas
Inicio