Compartir
Publicidad

Diez maneras de desmotivar a tu hijo a hacer ejercicio

Diez maneras de desmotivar a tu hijo a hacer ejercicio
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los niños pequeños realizan más actividad física si se divierten, como cualquier persona. Por ello, existen ciertas prácticas que debemos evitar si no queremos desmotivar a nuestros hijos a que hagan ejercicio.

Si sois padres preocupados por la salud de vuestros niños y no dejáis lo de la educación física solo para el colegio, aquí os damos algunas claves (en negativo) para que los peques quieran estar en forma y adquieran hábitos de vida saludables.

  • Da más importancia a ganar que a jugar y tu hijo se enfadará al perder, evitando la próxima vez jugar. Los sentimientos negativos hacen que no quieran repetir.

  • Dile que lo hace mal, que se equivoca, sin darle explicaciones ni razones. Si el pequeño se siente incompetente y en baja forma, no querrá seguir con la actividad física.

  • Haz que el niño se sienta ridiculizado, no lo apoyes. Minar su autoestima es la mejor manera de acabar con cualquier propósito y sueño infantil.

  • En combinación con los puntos anteriores, no ayudes a tu hijo a progresar ni a mejorar sus habilidades. Si se queda estancado al principio, pronto desistirá.

  • Realizad las mismas actividades una y otra vez, sin variedad de juegos y movimientos. Creerá que el juego y el deporte se acaba ahí y es muy difícil acertar con una sola propuesta...

  • No relaciones la actividad física y la diversión, pasarlo bien no es la prioridad. Un niño aburrido es un niño desmotivado.

  • Hazle sentir presión por jugar o practicar un deporte. No disfrutará de la actividad y no querrá repetir.

  • Impón siempre la actividad que se realiza, sin darle opción a opinar o escoger. Si tu hijo piensa que es una elección personal, estará más motivado.

  • Deja que juegue o haga deporte solo siempre, no practiquéis actividad física en familia, que piense que no nos interesa a nosotros una vida saludable ni queremos compartir esos momentos con ellos.

  • Tampoco procures que juegue con niños de su edad, sus amigos, con los niños del cole, vecinos, primitos... Interactuar con sus iguales es toda una fuente de placer y experiencias que querría repetir.

Como vemos, hay ciertas prácticas que debemos evitar si no queremos desmotivar a nuestros niños a que hagan ejercicio. De este modo lograremos que sigan beneficiándose de todas las ventajas de la actividad física, ¡y nosotros también si les acompañamos cuando podamos en este "reto"!

Foto | Thinkstock
En Bebés y más | Consejos para niños deportistas, Padres deportivos, hijos deportistas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio