Publicidad

Lo que te faltaba para ser un papá hipster: este monopatín incorpora la sillita para tu hijo

Lo que te faltaba para ser un papá hipster: este monopatín incorpora la sillita para tu hijo
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Se dice que uno de los pasos básicos para ser un "hipster" es que el medio de transporte sea la longboard, un monopatín largo. Seas hipster, o seas aficionado al skate, no tienes por qué alejarte de tu hijo a la hora de practicar tu deporte y tu modo de desplazamiento por la ciudad favoritos.

El Longboardstroller de Quinny es un monopatín largo que incorpora la sillita del niño, para poder recorrer la ciudad junto al peque, llegar antes a tu destino y sin necesidad de coger coche o transporte público.

En realidad, este artilugio es una variante de la típica tabla de skate, la "tabla larga" o longboard, con la longitud suficiente como para permitir acoplarle la sillita del bebé, que observa desde una posición privilegiada (¡y seguro que divertidísima!) cómo se avanza.

Se trata de un producto comercializado por la marca internacional Quinny desde hace pocos meses. La publicidad se dirige sobre todo a ellos, a los papás urbanitas, pero seguro que también alguna mamá se anima a recorrer las calles mediante este invento que facilita seguir haciendo ejercicio al aire libre.

Por supuesto, se trata de un cochecito desarrollado, probado y aprobado para su uso en la Unión Europea, de modo que, de momento, no se puede comprar en otros lugares del mundo. ¡Habrá que esperar! Los requisitos para poder llevarlo con total seguridad son que los adultos "conductores" no sobrepasen los cien kilos y, en el caso del pequeño pasajero, puede subir desde el año de edad hasta los quince kilos.

Hace un tiempo vimos una versión casera parecida a este invento, aunque en realidad se trataba de un sidecar adosado al monopatín. En este caso, el cochecito para sentar al niño va subido a la tabla y por los vídeos que he podido ver, la ligereza en el desplazamiento es notable. Claro, que seguro que el papá que patina es todo un experto. No sé yo si me atrevería a rodar con este monopatín...

Si lo que te falta para ser un papá hipster es una longboard con el cochecito de niño incorporado, puedes adquirirlo por 599 euros. Eso sí, por lo que pueda pasar, no olvides todas las medidas de seguridad, como el casco, tanto para ti como para el pequeño. ¡Y ojo con las pendientes!

Vía | Quartz
Sitio Oficial | Quinny
En Bebés y más | La silla Zapp de Quinny se lleva en la bici, Fabrica un monopatín con sidecar para salir a practicar con su hijo

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir