Compartir
Publicidad
Publicidad

Trucos para ahorrar decorando para bebés

Trucos para ahorrar decorando para bebés
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Llegamos así al último post de este especial, donde os hemos ido dando las pistas fundamentales para crear un espacio acogedor y sano para que crezca vuestro bebé. Pañaleras, cunas, armarios, alfombras, humidificadores… la verdad es que empiezas a hacer la lista y es un no parar de comprar cosas (hasta 8.000 euros según vimos sólo el primer año). Como en Bebés y más no queremos que el presupuesto sea la excusa para no ampliar la familia, os resumo los principales trucos para crear un dormitorio de bebé con todo lo indispensable sin llegar a números rojos y sin menguar la calidad.

En principio, si apuestas por lo sencillo, lo normal es que ahorres. Si pintas de un color que haga juego con los juguetes, estos formarán parte de la decoración y si sustituyes los armarios y muebles por cestas y estanterías, también reducirás el presupuesto. Ante todo, antes de adquirir cualquier mueble o complemento, asegúrate de que cumple todas las normas de seguridad que os hemos dicho a lo largo del especial: que sea hipoalergénico, que tenga los sellos de calidad de la UE y que el niño no pueda lastimarse durante su uso. He aquí sitios donde encontrar mobiliario y complementos baratos:

  • En la habitación de un hermano, de un primo o de un sobrino. Efectivamente, este es el truco más obvio pero no por ello el más socorrido. Lo cierto es que decorar el cuarto del nuevo bebé con los muebles de un niño que los ha estado usando hasta hace poco y que conoces está lleno de ventajas. Lo primero, que sabes en qué condiciones se ha utilizado cada pieza del mobiliario, y en segundo lugar, seguro que los padres del otro niño te ayudan a montarlo y te dan pistas decorativas.

  • En mercadillos de trueque como Spermöla, donde cada uno puede ofrecer sus muebles que le sobran y adquirir (totalmente gratis) lo que necesite. Tal vez tengas que darle una capa de pintura, pero no digas que no es una solución excepcional.
  • En tiendas de segunda mano, ya sea en las físicas (en mi barrio hay un par de ellas, una es una franquicia y la otra es más pequeña) o en las de Internet. Yo he probado eBay y Segundamano, y en ambos casos el trato fue muy bueno y lo que compré era exactamente lo que se anunciaba.
  • Reutilizando los de los hermanos o los suyos propios. Ya vimos cómo elegir un dormitorio que crezca con el bebé os va a ahorrar quebraderos de cabeza a la hora de redecorar y, aunque en principio suponga una inversión mayor a la larga es una decisión muy sabia.

Como siempre, la decoración sigue en Weblogs SL en Decoesfera, donde estaremos encantados de daros más ideas para dormitorios, tanto de niños como de bebés, así como para el resto de la casa.

Imagen vía | Kellysue en Flickr
En Bebés y más | Especial Decoración

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos