Publicidad

Este verano, ¿cuál ha sido la fruta estrella para los peques? La pregunta de la semana

Este verano, ¿cuál ha sido la fruta estrella para los peques? La pregunta de la semana
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Que los más pequeños coman fruta puede llegar a ser una verdadera batalla diaria, en la que exprimimos nuestro cerebro al máximo para encontrar la fruta o la forma de presentarla que más le guste a los peques y así les sea más fácil comerla.

Con el verano parece que tomar fruta en alguna hora del día se hace más fácil. Quizás sea el calor, la piscina o el ejercicio, pero parece que es más sencillo que se tomen alguna pieza de fruta fresquita. Así que esta vez os preguntamos:

¿Cuál ha sido la fruta estrella para los peques?

La semana pasada os preguntamos: >¿A qué hora y cada cuánto bañáis a vuestro bebé? para ver qué nos decíais al respecto.

lita_lyan dijo lo siguiente:

Mi niño se baña todos los días, porque le encanta, además es un ratito que está con su padre, al que ve menos porque llega más tarde de trabajar. El horario....pues entre las 7 y las 8, si se hace más tarde, depende del día, si ha sudado mucho, etc. Pero si un día o dos no se baña, pues tampoco es un problema para nadie. Lo de salir más animado....la verdad es que sí, sale súper contento, se va a la cama corriendo a jugar con los juguetes que saca de la bañera, corretea por la cama para que no le pongamos el pañal...vamos, que se lo pasa pipa. Luego no tarda mucho en relajarse cuando apagamos la luz, se enchufa a la teta y se suele quedar bastante tranquilo.

E iskandervv también comentó:

A mi hijo, cuando era un bebé (cómo va pasando el tiempo, jejeje...) no le gustaba demasiado el baño, así que empecé bañándole todos los días y luego un día sí y otro no. Y en cuanto a la hora, siempre por la tarde, con la esperanza de que durmiera mejor, pero no por la noche, porque a mí hijo esa rutina de baño, cena y a dormir como que no... De hecho llegué a preguntarle a la pediatra a ver si pasaba algo por bañarle después de la toma, porque entre que no le emocionaba el baño y que le daban unos ataques de hambre tremendos pues la verdad es que era un momento estresante. Así que cuando pasé las primeras semanas decidí hacerlo a media tarde, cuando estaba tranquilito, y antes de que llegara su padre, que el lío de la bañerita en la cocina (pues en nuestro cuarto de baño era imposible y no era cuestión de hacerlo agachada en el suelo) no le gustaba mucho, y él no se atrevía a cogerle por miedo a que se le escurriera... Así que lo de antes de dormir en nuestro caso no pudimos hacerlo, sobre todo a la vista de que mi hijo a partir de las nueve más o menos hacía aprovisionamiento, es decir, mamaba cada tres cuartos de hora como mucho, medio dormido eso sí, hasta que ya a las doce enlazaba unas tres o cuatro horas de sueño seguidos.

Ahora la nueva pregunta para esta semana ya está disponible y recordad que tenéis una semana para responderla. Hacedlo por favor en la sección de “Respuestas” y no respondiendo a esta entrada. Ya sé que me repito, pero es que si respondéis aquí no las podremos tener en cuenta para la semana que viene.

Foto | Thinkstock
En Bebés y más | La pregunta de la semana

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir