Publicidad

¿Cuál es la receta de comida favorita de vuestros hijos? La pregunta de la semana

¿Cuál es la receta de comida favorita de vuestros hijos? La pregunta de la semana
2 comentarios

Publicidad

Publicidad

Llegas a la cocina, te plantas ante los fogones (o la vitro) y aparece la pregunta de siempre: ¿y hoy qué hago de comer?

Nos pasa a muchos, que hay que planear la comida, pensar en equilibrarla con la cena, intentar no repetir lo que comimos el día anterior, tener en cuenta lo que gusta y lo que no y al final parece que todo es siempre lo mismo. Por eso esta semana, para darnos ideas los unos a los otros os preguntamos:

¿Cuál es la receta de comida favorita de vuestros hijos?

La semana pasada os preguntamos: ¿Cómo confirmaste el embarazo? para ver qué nos decíais al respecto.

lectoraprofeymama nos dijo lo siguiente:

Yo lo tenía bastante claro: empecé a manifestar síntomas raros desde muy pronto, dos o tres días después de ovular. Y también tenía un motivo supersticioso: ¡el día de mi ovulación una cigüeña sobrevoló nuestro jardín cuando desayunábamos! Confirmarlo, lo que se dice confirmarlo, fue gracias al método sintotérmico: pasaban los días y mi temperatura basal seguía alta. Por eso me hice un test de embarazo y por supuesto dio positivo. ¡Hoy estoy de 7 semanas y 5 días!

Y madrealacarga nos dijo:

Pues creo que os lo he contado alguna vez. Mis dos hijas mayores fueron consecuencia de un tratamiento de fertilidad. Y cuando llegó la fecha que el ginecólogo me había indicado, me hice un test de orina para ver si los tratamientos habían sido eficaces. Pero antes de hacérmelo tenía mis sospechas (o más bien certezas), puesto que se me había puesto una tripa como un balón de reglamento, no me abrochaban ni los pantalones (quizá influyó la sobredosis de hormonas que tienes que tomar, que te hinchan). Hicimos el test mi pareja y yo en el baño, abrazados de la emoción y casi rezando. Y sin embargo mi pequeñito vino solito, nadie le había llamado. Ya habíamos perdido la esperanza de otro hijo después de varios tratamientos infructuosos, cuando un día de repente, me di cuenta de que no me había venido la regla y que tenía una semana de retraso. Me pareció que se debería a algún desarreglo (tengo endometriosis) pero me hice un test para descartar el embarazo, puesto que sabía que en cuanto llamase a mi ginecólogo sería lo primero que me pediría: descartar el embarazo. Vamos, que hice el test como si fuera un trámite obligado del protocolo ginecológico y por supuesto no pensaba ni por asomo que sería positivo, así que lo hice sola, en el baño, mientras mi marido daba de cenar a mi hija en la cocina. Cuando vi el positivo, me puse a llorar, a reir, no sabía que hacer. Mi niña se asustó al verme así y le tuve que explicar que era de alegría porque me habían dado una noticia muy buena para que no se asustase (me pareció prontísimo para decírselo, por si algo salía mal). Muy, muy emocionante, de verdad.

Ahora la nueva pregunta para esta semana ya está disponible y recordad que tenéis una semana para responderla. Hacedlo por favor en la sección de “Respuestas” y no respondiendo a esta entrada. Ya sé que me repito, pero es que si respondéis aquí no las podremos tener en cuenta para la semana que viene.

Foto | Thinkstock En Bebés y más | La pregunta de la semana

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios