Compartir
Publicidad
Publicidad

La comida para bebés hecha en casa tiene más y mejores beneficios que la comprada

La comida para bebés hecha en casa tiene más y mejores beneficios que la comprada
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

De acuerdo con la OMS, durante los primeros seis meses de vida el bebé debe ser alimentado exclusivamente con leche antes de probar nuevos alimentos. Llegados los seis meses podemos comenzar con la alimentación complementaria, en la que vamos introduciendo poco a poco nuevas opciones de comida para nuestro bebé.

Una de las formas de introducir los nuevos alimentos es a través de las papillas. Actualmente existen muchas opciones disponibles en el supermercado que son hechas por marcas comerciales pero también podemos prepararlas en casa. Lo recomendable es siempre hacer las papillas en casa pues así sabemos con certeza qué es lo que le estamos dando de comer a nuestros hijos.

Ahora un nuevo estudio prueba que las papillas y alimentos hechos en casa tienen mejores beneficios para los bebés que las papillas o potitos comerciales.

El estudio, publicado en el Internacional Journey of Obesity, sugiere que los bebés alimentados con comida hecha en casa podrían aprender a disfrutar una variedad más amplia de tipos de alimentos y ser más delgados que los niños que comen productos ya procesados en el supermercado.

Para obtener estos resultados, los investigadores examinaron si el origen de los alimentos (caseros o comerciales) incluía en la variedad de alimentación, así como en el crecimiento y peso del bebé. Se encontró que los bebés que únicamente consumieron alimentos hechos en casa tenían una alimentación más diversa desde temprana edad y menor cantidad de grasa corporal cuando tenían uno y tres años de edad.

Otra ventaja de los alimentos hechos en casa, es que pueden proveer una cantidad más amplia de sabores y texturas que animen al niño a consumir una diversidad mayor de alimentos mientras van haciéndose mayores.

Con estos resultados los investigadores piensan que podría ayudarse a prevenir la obesidad, así como enfermedades crónicas que están relacionadas con una alimentación deficiente. Dado que las preferencias por ciertos alimentos comienzan desde temprana edad, estas son muy probables de continuar y es difícil cambiarlas cuando somos adultos, por lo que proveer alimentos apropiados durante la alimentación complementaria es muy importante para facilitar la aceptación de comida y asegurar un desarrollo y crecimiento saludables.

La OMS sugiere a los padres alimentar a los bebés con una dieta variada que incluya carne, aves, pescado y huevos, así como diversas frutas y verduras, iniciando a los seis meses de edad.

Vía | Reuters
Fotos | Cody en Flickr
En Bebés y más | La comida casera sigue siendo mejor que los potitos industriales, Consejos para preparar las papillas del bebé

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos