Compartir
Publicidad

Un paseo de otoño: recolectamos hojas

Un paseo de otoño: recolectamos hojas
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Este fin de semana hemos hecho una actividad con las peques muy divertida y que ha dado mucho juego, más de lo que imaginábamos en principio. Nos hemos propuesto dar un paseo de otoño para recolectar hojas, celebrando la entrada de la nueva estación.

No es necesario vivir en el campo, cualquier pueblo a las afueras o en las zonas verdes de las ciudades podemos encontrar un espacio natural en el que recolectar hojas de otoño, pisarlas para sentir el crujido bajo los pies y escuchar ese cric-crac tan característico de esta época del año.

Es increíble la gran variedad de colores del otoño, toda una paleta de tonos con predominio de marrones y ocres. Los niños pueden escoger las hojas que más les llamen la atención e ir guardándolas para después, si lo desean, hacer un mural en casa sobre el otoño que quedará como un bonito recuerdo de este paseo.

Las hojas del suelo les llevarán a las de los árboles, también querrán saber más sobre esas hojas que no se caen y que mantienen su color verde. Tal vez veamos algún árbol con deliciosas frutas de otoño y otras frutas y plantas.

Seguramente notaremos el viento y el fresquito del otoño, jugaremos a seguir las nubes y descubrir sus formas, y será un momento estupendo para fijarse también en otros pequeños habitantes que pueblan nuestro entorno: las hormigas que guardan su comida, las arañas en su tela y otros insectos, los pájaros que pronto se irán y los que se quedan todo el año...

En esta zona no tenemos setas, ni ardillas, pero puede que en vuestros lugares de residencia o cercanos sí sea posible ver estos elementos de la flora y a fauna tan típicamente otoñales. Lo que sí vimos fue unos frutos secos caídos de unos árboles que parecían bellotas, lo cual nos sirvió para hablar de las ardillas. También nos acordamos de que las castañas llegarán dentro de poco.

En definitiva, un paseo de otoño para recolectar hojas es mucho más que un paseo, es toda una experiencia muy recomendable para disfrutar con niños pequeños de los colores y los sonidos de la naturaleza que, aunque muchas veces pase desapercibida, está ahí.

Foto | Chaquetadepollo. en Flickr En Bebés y más | Música clásica para niños: llegó el otoño, Los derechos naturales de los niños, La educación ambiental comienza en casa, Cuentos educativos para cuidar el medio ambiente

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos