Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Qué planes tenéis para las vacaciones de Semana Santa con los niños?: la pregunta de la semana

¿Qué planes tenéis para las vacaciones de Semana Santa con los niños?: la pregunta de la semana
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cada semana os hacemos una pregunta que los padres podéis responder y votar en nuestra sección Bebés y más Respuestas. Así compartimos experiencias y conocemos mejor vuestros puntos de vista y costumbres. Cada semana lanzamos una nueva pregunta y valoramos las respuestas de la pregunta de la semana anterior.

Se aproximan las vacaciones de Semana Santa, un merecido descanso en las actividades cotidianas de los niños, para ser disfrutadas en familia. Aunque sabemos que en algunos casos se disfrutan menos de lo que se quisiera por motivos laborales de los padres, os preguntamos:

¿Qué planes tenéis para las vacaciones de Semana Santa con los niños?

Nos gustaría conocer vuestros planes familiares, tanto como si os vais de viaje como si os quedáis en casa o planeáis salidas especiales en familia.

La pregunta de la semana anterior

La semana pasada os preguntábamos si dormías con tus padres cuando eras niño y hemos recibido unas cuantas respuestas.

La más votada ha sido la de kim74, confirmando que los modelos de crianza heredados de nuestros padres pueden revertirse. Nos decía:

Pues por lo visto voy a batir el récord negativo, mis padres me sacaron de su habitación con 6 semanas de vida. Eran los 70, el libro del Dr. Spock tenía un sitio de honor en la estantería, y con él todos los tópicos y los tabúes acerca de la sexualización del colecho. Mis padres eran atentos y cariñosos conmigo, no escatimaban besos ni damás muestras de afecto, pero el tema de dormir era innegociable: nunca, jamás, bajo ningún concepto me permitieron dormir en su cama. No sé si tendrá que ver, pero tuve miedo a la oscuridad durante muchos años, arrastro temporadas intermitentes de insomnio desde entonces… Pasaron los años y me convertí en madre, cogí todos los tópicos y los tabúes que había heredado y los tiré por la ventana. Al principio con miedo, pensando que estaba malacostumbrando a mi bebé pero era incapaz de ponerle remedio, porque por algún motivo me lo pedía el cuerpo. Más adelante me enteré de que no era una debilidad mía, descubrí que existen culturas y hasta estudios científicos que corroboran las bondades del colecho y he seguido haciendo lo mismo, pero con la cabeza bien alta. En su día, mi marido y yo decidimos que nuestros hijos dormirían en su habitación cuando se sintieran preparados para hacerlo. El mayor se “mudó” con 4 años y medio, la pequeña (18 meses) sigue colechando y por el momento no muestra ganas de querer independizarse (ni yo de que lo haga).

Ahora la nueva pregunta para esta semana ya está disponible y recordad que tenéis una semana para responderla.

Hacedlo por favor en la sección de Bebés y más Respuestas y no respondiendo a esta entrada ni en nuestra página de Facebook, sino no las podremos tener en cuenta para la semana que viene.

En Bebés y más | La pregunta de la semana

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos