Compartir
Publicidad
Publicidad

Manualidades divertidas: un pulpo de lana

Manualidades divertidas: un pulpo de lana
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

Aqui os dejo una idea para hacer una manualidad muy divertida con los peques de la casa: un pulpo de lana. Los niños de cuatro y cinco años lo pasarán muy bien haciéndola y necesitarán un poco de ayuda por vuestra parte.

Se necesita un ovillo de lana del color que más os guste, tijeras, pegamento, una pelota, y un poco de cinta para las patas. Los ojos podemos hacerlos como más nos guste, con ojos móviles, botones o circulos de fieltro.

La foto que ilustra el post es la del pulpo que ha hecho mi hijo aunque, como él es un poco más mayor, ha podido hacerla solo. Aqui podeís ver los diferentes pasos que ilustran la explicación sobre como hacerlo.

La lana se corta en trozos de igual longitud. Luego hay que unir todas las hebras y enrollarlas sobre si mismas, atando el conjunto por la mitad con un hilo con fuerza para que no se vaya a soltar. Hay que cortar entonces las hebras que quedan dobladas y abrir la lana poniéndola rodeando la pelota que será la cabeza.

Luego, atada fuerte debajo de la pelota, se van haciendo trenzas que representarán las patas. Para terminar cada trenza se ata en la parte inferior con otro lazo para que se mantengan hechas.

Ya me diréis que tal os salen. Nuestro pulpo de lana ya tiene nombre y un lugar de honor enganchado en el cabecero de la cama.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos