Compartir
Publicidad

Las mejores películas infantiles: 'Ratatouille'

Las mejores películas infantiles: 'Ratatouille'
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Nos volvemos a asomar al universo Pixar con otra de sus grandes películas, en este caso 'Ratatouille', protagonizada por un personaje muy especial. Una rata con un olfato y gusto muy desarrollados que sueña con convertirse en chef.

Con esta simpática paradoja y ambientada entre fogones, nos encontramos con una película vibrante, divertida e ideal para ver con nuestros hijos. De nuevo Pixar nos deleita con una factura técnica impecable y una historia emocionante, un cuento narrado con exquisitez. Tanto como la que posee Remy, la rata protagonista.

La película fue dirigida en 2007 por Brad Bird (el mismo que 'Los increíbles') y supuso de nuevo éxito absoluto en el cine de animación. No solo conquistó la taquilla y a muchos niños, sino también los premios más importantes, ya que obtuvo varias nominaciones al Oscar y ganando el de mejor película de animación (además del Globo de Oro y otros galardones).

Lo que cuenta

Curiosamente el título de la película evoca uno de los platos más comunes en la cocina francesa. Y es que la cinta está ambientada precisamente en Francia, donde es internacionalmente conocida su tradición por la buena cocina.

En 'Ratatouille' conocemos a Remy una simpática rata muy particular con un olfato y gusto exquisitos que no encaja precisamente en la colonia de ratas en la que vive. Sus aspiraciones, a pesar de ser una rata con lo que connota de negativo para una cocina (y la oposición de su familia), es precisamente convertirse en un gran chef.

Buena parte de su devoción viene por el famoso cocinero Auguste Gusteau, una estrella de los fogones al que ve en televisión y cuyo libro es su guía. El destino lleva a Remy a través de las alcantarillas parisinas al restaurante, precisamente, de Gusteau.

A pesar del peligro constante que conlleva que una rata merodee por la cocina de un prestigioso restaurante, su ambición y fe le llevan a perseguir su sueño a toda costa. Encontrándose con la ayuda de Linguine, un joven patoso con el que formará un buen equipo y cuya simbiosis les llevará, a través de una apasionante aventura y relación, a ambos alcanzar sus metas.

Nos gusta porque...

Nos hace volver a soñar con la importancia de las aspiraciones. Nada menos imaginable que una rata de alcantarilla que quiere ser chef y encontrarnos con la perseverancia, buena fe y muchas dosis de humor y aventuras para lograrlo. En 'Ratatouille' encontraremos momentos de risa, de melancolía, de parodia, de emoción y aventuras, amor y amistad...

La película tiene escenas maravillosas, tremendamente divertidas y con una narración que no decae en ningún momento. Un canto a la imaginación con el inconfundible sello de Pixar.

De nuevo un gran trabajo técnico, con unos decorados, gestos y movimientos deliciosos y exquisitos visualmente. Pero también, y más importante, un brillante trabajo en el diseño de personajes. Todos poseen una gran profundidad, algo que no suele ser habitual en el cine de animación tradicional (que suele centrarse en el protagonista). Los secundarios, el villano de turno... todos son tratados con mimo y eso se transmite en la historia.

Valores que transmite 'Ratatouille'

Pixar ha cocinado, si me permiten el símil culinario, con muchos y sabrosos ingredientes para lograr una película repleta de valores y enseñanzas para el público infantil. De hecho está entre las películas de la factoría más dirigida a niños (aunque los mayores disfrutemos y mucho también).

Se trata de un cuento a modo de fábula sobre la persecución de los sueños y la felicidad. Todo ello a través de la amistad, del afán de superación y esfuerzo. Y siempre manteniendo el respeto ajeno.

En 'Ratatouille' encontramos un canto la falta de prejuicios (¿una rata convertida en chef?) y cómo con esfuerzo y respeto se puede contabilizar el trabajo y la familia para desarrollar el talento y cumplir las metas. Encontramos una demostración de la necesaria cohesión familiar y la necesaria solidaridad (espléndidamente representada por la relación entre Remy y el joven Linguini).

Recomendada a partir de 3 años

Como digo, se trata de una película de Pixar más dirigida a un público infantil. Por su ritmo, por las dosis de aventuras y tener unos personajes, en especial Remy, cautivadores cualquier niño a partir de tres años puede disfrutar y mucho de 'Ratatouille'. Además, de que les despertará gran interés por la cocina y aprendiendo sobre los ingredientes, lo que les llamará mucho la atención.

Una película recomendable también para ver en familia, que con apoyo y refuerzo, es ideal para que los pequeños aprendan sobre la superación y cooperación. Al tratarse de una película relativamente reciente y con notable éxito es fácil encontrarla en formato doméstico.

En Bebés y más | Las mejores películas infantiles

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos