Publicidad

Excursión al Salto de la Novia con niños

Excursión al Salto de la Novia con niños
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Hoy nos vamos de excursión con los niños a un rincón muy especial en el interior de la provincia de Castellón: el Salto de la Novia en Navajas. Preparaos para pasar un buen rato de naturaleza sonora y leyendas de amor.

Nos situamos en un paraje serrano al que podemos llegar dando un agradable paseo desde la localidad castellonense, un paisaje que esconde muchas curiosidades, empezando por el nombre. ¿Por qué el “Salto de la Novia”?

Este sugerente nombre proviene de una tradición que dio lugar a la leyenda. Los novios de la zona, antes de la boda, hacían una demostración de amor saltando de un lado a otro de un estrecho del río Palancia.

Con tan mala fortuna, que una de las novias resbaló en la roca y fue engullida por las aguas. El novio se lanzó tras ella y también desapareció. No dejéis de buscar la escultura dedicada a los novios cuando recorráis el casco urbano de Navajas.

El Salto de la Novia es el lugar desde donde se supone que saltaban los enamorados y junto a él, como un gran velo nupcial, cae la impresionante cascada del Brazal, de 60 metros de altura.

Salto de la Novia con niños

Consejos para la excursión al Salto de la Novia

El acceso al Salto de la Novia es sencillo, se puede hacer a pie y con carrito de bebé sin problema, a lo largo de un camino envuelto en el paisaje de las sierras que recorren el Alto Palancia.

A uno y otro lado del camino encontraremos interesantes paradas y miradores, puentecillos, fuentes y cuevas entre los riscos, la rocalla y la vegetación. Conforme nos acercamos a la Cascada del Brazal, que cae junto al Salto de la Novia, aumenta el rumor de las aguas del río Palancia, que jalona la comarca.

Existen algunas zonas en las que nos podemos bañar si las temperaturas acompañan, aunque en época estival el lugar esté más concurrido y tal vez la cascada no lleve tanta agua como en otras ocasiones.

Si no queremos pasar calor (aunque se agradece el frescor de la montaña mientras en otras latitudes sí aprieta), podemos hacer esta ruta al atardecer. Durante los meses de verano el Salto de la Novia se ilumina por la noche y allí han tenido lugar durante varias temporadas ciclos de conciertos.

Pero cuando la cascada fluye en todo su esplendor es en época de lluvias, en otoño o en primavera, estaciones no propicias para el baño pero a cambio el calor no aprieta y el paisaje se tiñe de colores renovados. Es el momento justo de hacer un picnic campestre y tomar el almuerzo, la comida o la merienda en alguna de las zonas adecuadas con mesas y bancos con ese fin.

Sin duda la zona es de temperaturas templadas la mayor parte del año, de modo que incluso para estas próximas vacaciones de Navidad, si hace un día soleado, es una excursión muy apetecible.

En los alrededores hay otras actividades interesantes con niños, se puede ver la Cascada del Tío Juan, con un mirador desde el que contemplar la cascada del Brazal con perspectiva diferente; manantiales, fuentes, diferentes senderos…

También podemos acercarnos a la Torre árabe o Torre Altomira (junto a un camping), hacer una ruta por las distintas fuentes o contemplar esculturas en un museo…

En definitiva, la excursión al Salto de la Novia en Navajas será inolvidable para toda la familia. Aquí, en el valle del río Palancia, entre los parques naturales de la Sierra Calderona y la de Espadán, la naturaleza y sus historias fascinan a los niños.

Más información | Navajas
Fotos | Patronato Provincial de Turismo de Castellón
En Bebés y más | Viajar con niños

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios