11 beneficios del ballet para niñas y niños
Actividades para bebés y niños

11 beneficios del ballet para niñas y niños

Cuando pensamos en la lista de las extraescolares que podrían interesarle a nuestros hijos, una de las que siempre suele ser mencionada es el ballet. Y es que además de ser uno de los tipos de baile preferido por los peques, esta danza clásica les favorece tanto física como mentalmente.

Así que si deseas conocer un poco más acerca de cómo puede ayudar este tipo de danza a tus hijos, te compartimos 11 beneficios del ballet para niñas y niños (porque ellos también lo disfrutan).

Hacen ejercicio de manera divertida

Bailar es una de las diversas formas en las que los niños pueden mantenerse activos casi sin darse cuenta. Según un estudio, desde que nacemos estamos programados para el baile y aunque el ballet quizás no es tan libre como otros tipos de danza, sigue siendo una manera diferente y divertida de mantenerse activos.

Fortalece sus músculos

Como en cualquier tipo de ejercicio, el ballet ayuda a que niños y niñas fortalezcan sus músculos y los tonifiquen poco a poco, gracias a las diversas posiciones y estiramientos que realizan al practicarlo.

Mejora su postura

Este es indudablemente uno de los mayores y más reconocidos beneficios del ballet, ya que ayuda a corregir y mejorar desde temprana edad la postura de los peques, especialmente en la espalda, pero favoreciendo también piernas, caderas y tobillos.

Mejora la elasticidad

Otro de los beneficios más famosos del ballet, es que ayuda a mejorar la elasticidad y flexibilidad debido a los diversos ejercicios, pasos y posiciones que se practican durante una lección.

Pexels Cottonbro 6715558

Aprenden a conocer mejor su cuerpo

Gracias a la práctica del ballet, niños y niñas aprenden a conocer mejor su cuerpo, ya que este tipo de danza requiere de un trabajo que involucra diversos músculos y partes de todo su cuerpo, ayudándoles a darse cuenta de cómo funciona y de lo que son capaces de hacer con él.

Favorece la coordinación y el equilibrio

Al ser, como mencionábamos, una actividad que involucra todo el cuerpo, el ballet también favorece la coordinación y el equilibrio, pues para cada paso es necesario un trabajo en armonía de cuerpo y mente.

Ayuda a la memoria y la concentración

Para bailar ballet, es necesario recordar las diferentes posiciones de manos y pies, así como los pasos básicos (plié, relevé, jeté, arabesque), por lo que es una disciplina en la que también se trabaja mucho la memoria y la concentración.

Estimula su creatividad

Aunque puede considerarse menos libre que otras danzas pues requiere de mayor disciplina, el ballet también ayuda a estimular la creatividad, ya que cada baile cuenta una historia y los niños aprenden a expresarse a través del movimiento, a la par que también piensan en las diferentes posturas y movimientos que podrían hacer.

Pexels Cottonbro 6717370

Mejora su autoestima y confianza

Con cada lección, los niños van mejorando poco a poco y perfeccionando su técnica, ayudándoles a aumentar su autoestima y confianza en ellos mismos, pues además de sentirse felices con cada logro que alcanzan, adquieren mayor confianza sobre su cuerpo y sus capacidades.

Es relajante y tiene un efecto emocional positivo

Además de ser una danza clásica que resulta relajante, al bailar ballet, los niños liberan endorfinas, lo que ayuda a mejorar su estado de ánimo y les deja una sensación de calma y alegría. Por otro lado, también les ayuda a regular sus emociones, pues es una práctica que requiere paciencia y concentración.

Favorece la socialización y el trabajo en equipo

Finalmente, al ser una danza que se suele practicar en grupo, el ballet ayuda a la socialización de los niños, así como a aprender a trabajar en equipo, dándoles una sensación de pertenencia y colaboración.

Foto | Pexels

En Bebés y más | Bailar es beneficioso para los niños, La educación artística aporta grandes beneficios en el desarrollo académico y social de niños y preadolescentes

Temas
Inicio