Compartir
Publicidad

"Las hormonas del parto necesitan unas condiciones específicas". Entrevista a la psicóloga Ruth Giménez

"Las hormonas del parto necesitan unas condiciones específicas". Entrevista a la psicóloga Ruth Giménez
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Vamos hoy a entrevistar a Ruth Giménez y vamos a hablar con ella extensamente sobre el concepto de salud primal y sobre la forma en la que familia y profesionales podemos fomentarla. Ruth Giménez, a ka que podéis conocer mejor en su página profesional, es madre, psicóloga, consultora internacional de lactancia (IBCLC), doula y educadora de masaje infantil, por lo que su experiencia nos va a permitir comprender la salud primal desde múltiples aspectos.

Tu eres psicóloga y trabajas en la prevención perinatal, ¿puedes explicarnos este concepto?

Efectivamente como psicóloga trabajo sobre todo en el ámbito perinatal que se dedica a los aspectos psicológicos relacionados con la concepción, el embarazo, parto, postparto y crianza.

Se trabaja por supuesto la intervención siempre que sea necesario, trabajando con la madre o la pareja desde problemas de infertilidad, ansiedad y miedos durante el embarazo, miedo al parto, parto traumático, integración del parto, crianza, depresión posparto, adaptación a la maternidad / paternidad, duelo por la pérdida del bebé, establecimiento del vínculo, desarrollo de la primera infancia, bebés prematuros etc.

Pero sobre todo estás sobre todo orientada a la prevención. ¿Nos lo explicas?

Durante el embarazo, o incluso desde la concepción, procuramos una mayor salud mental y emocional tanto en la madre como en el bebé. Cada vez hay más investigaciones que nos revelan la importancia de la vida intrauterina del bebé y cómo el estado psicológico y emocional de la madre influye sobre él.

Por ejemplo muchos estudios demuestran como los niveles de cortisol en la madre embarazada afectan al bebé, esta hormona se segrega en situaciones de estrés y ansiedad y se ha relacionado con bebés más irritables, incluso se ha demostrado cómo la exposición del feto a niveles excesivos de hormonas del estrés en el útero, puede causar trastornos del estado de ánimo en la vida adulta. Esto demuestra la importancia de trabajar sobre el estado de ánimo de la madre para prevenir futuros problemas en el bebé.

También es parte fundamental de nuestro trabajo trabajar para favorecer un buen establecimiento del vínculo entre mamá y bebé, debido a su importancia en el desarrollo mental y emocional del bebé. Todo esto es trabajar desde la prevención.

¿Realmente favorece un vínculo seguro el que el parto sea un momento respetado y natural?

El momento del parto establece un escenario neuroquímico en el cerebro de la mamá y el bebé único y que no se volverá a repetir nunca, hay un cóctel de hormonas a un nivel elevado que están ahí para favorecer que en el momento del nacimiento mamá y bebé “se enamoren”.

Hoy en día se sabe mucho más acerca del mecanismo del vínculo entre mamá y bebé desde el momento del parto gracias a la neurobiología del apego. Son muchas las hormonas que intervienen para establecer este engranaje.

¿Qué hormonas son?

La oxitocina (la más conocida), que es la hormona del amor y facilita las conductas de cuidados del bebé en la madre.

La prolactina, es responsable de la producción de leche y de que el establecimiento de la lactancia se produzca de forma espontánea.

Las endorfinas, se encargan de que ese momento de “presentación” entre mamá y bebé sea lo más placentero posible.

El cortisol y algunas catecolaminas son hormonas del estrés, pero a ciertos niveles permiten en el bebé ese estado de alerta tranquila en el que nace después de un parto vaginal respetado y natural, necesario para desencadenar toda una serie de reflejos y comportamientos que le aseguran el enamoramiento con su madre y el establecimiento de la lactancia, además estas hormonas se encargan de que esos momentos se queden especialmente grabados en su mente.

¿Qué regula la producción de estas hormonas?

La producción de estas hormonas, y sus niveles exactos, necesita de unas condiciones específicas para ponerse en marcha. Intimidad, calidez, sensación de seguridad y confianza, silencio…

Estas condiciones sólo se consiguen en un parto respetado y natural, sin embargo hoy en día es aún difícil encontrarlas en los hospitales. Aunque “muy poco a poco” la cosa va cambiando, aún queda mucho por hacer.

¿Qué otras prácticas de crianza aconsejas para el optimo desarrollo emocional, psicológico y de salud del niño? ¿Nos explicas un poco las razones de cada una de ellas?

En realidad cualquier práctica que implique la relación íntima y estrecha entre mamá y bebé. Como concluye Bowlby después de una de sus investigaciones: “Consideramos esencial para la salud mental, que el bebé y el niño pequeño experimenten una relación cálida, íntima y continuada con la madre (o sustituto materno permanente), en la que ambos hallen satisfacción y goce”.

Dejamos la conversación aqui. Mañana continuaremos con esta entrevista a la psicóloga Ruth Giménez, que nos hablará sobre las prácticas que favorecen la salud primal y las que la perjudican. No os lo perdáis.

En Bebés y más | "La epidemia de oxitocina podría estar relacionada con la epidemia de autismo". Entrevista al doctor Emilio Santos (I), Interesante debate sobre la crianza con apego en La 2, "El debate sobre el sueño infantil está también entre los profesionales". Entrevista a la bióloga María Berrozpe, "En la carrera de medicina nos dieron una hora de información sobre lactancia": Entrevista a Kika Baeza, médica y consultora de lactancia

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos