Sigue a

cocinando

Ayer mismo leía un artículo sobre obesidad infantil publicado en el Especial Niños de El País Semanal. El autor hablaba sobre la importancia de sentar las bases de una alimentación sana desde que nuestros hijos son muy pequeños.

En este aspecto, el abrirle a nuestros hijos las puertas de la cocina y ponerlos en contacto con los alimentos desde la infancia es muy importante. De este modo, invitamos a los niños a descubrir desde muy temprano el variado mundo de los alimentos, fomentando las nociones básicas de una alimentación saludable y equilibrada.

Ahora bien, ¿cómo hacemos para que cocinar les resulte un plan entretenido? Pues haciéndolo a través del juego. Apelando a la imaginación, y por supuesto a la paciencia, podemos inspirarnos en recetas de cuentos infantiles, tanto verdaderas como inventadas por nosotros. Por ejemplo, podemos preparar las recetas de Ratatouille, unos garbanzos “a la Garbancito” o unas galletitas como las de “Alicia en el País de las Maravillas”, por compartir algunas ideas que se me han venido a la mente.

Es muy probable que los garbanzos no les hagan mucha gracia, pero a lo mejor siendo los que come Garbancito, los encuentren más apetecibles. En Consumer Eroski nos dan también algunas buenas ideas para inspirarnos en cuentos infantiles a la hora de preparar ciertos platos.

Tenemos que empezar por platos que sean fáciles de preparar como meriendas, tentempiés, ensaladas, aperitivos, helados, etc., en los que la presentación juegue un papel fundamental. Las pizzas y las tartas tienen mucho éxito entre los pequeños, así como las frutas cortadas en trozos por su colorido, así que ya puedes ir pensando en una macedonia o en un batido de frutas para la merienda.

Otro punto interesante es preparar el terreno, es decir la cocina, a prueba de niños. No es momento de preocuparnos por el orden, sino que lo importante es que los niños participen en la preparación de los alimentos. Ya habrá tiempo para ordenar y limpiar, que por cierto, es una parte del proceso en la que es importante que los niños también estén involucrados.

Además del toque lúdico que podemos dar con los cuentos, hay otros elementos digamos “escenográficos” que a los niños les encantan como es la vestimenta de chef (con gorro incluido), libros de cocina, platos con motivos infantiles, moldes, etc. que son una forma añadida de estimular el gusto por la comida.

Pero involucrarlos en todo lo relacionado a la alimentación no se limita sólo a cocinar juntos. El proceso empieza con hacer la compra, escoger los alimentos, tomar contacto con ellos, preparar la mesa y por supuesto compartir la mesa, para convertir el momento de la comida en un momento agradable de unión familiar.

Más información | Consumer Eroski
En Bebés y más | La cocina de los niños
En Bebés y más | Los niños en la cocina
En Bebés y más | La cocina de los mini chefs, niños enseñando hábitos saludables a los mayores
En Bebés y más | Talleres de cocina para niños

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

0 comentario