Sigue a

embarazada

En algunas mujeres la indigestión es uno de los primeros síntomas de embarazo. Antes de confirmarlo con un test, ya sienten un malestar en el estómago que les da la señal.

No todas las mujeres lo sufren, pero es un síntoma frecuente durante el embarazo, especialmente en el primer trimestre y en el último de gestación. Al comienzo, por la acción de las revolucionadas hormonas y al final, porque el tamaño del útero comprime los órganos que intervienen en la digestión haciéndola más lenta y pesada.

Es habitual tener gases, acidez y una incómoda sensación de tener el estómago revuelto y de que todo lo que comemos nos sienta mal. Además, a medida que va avanzando el embarazo los alimentos tardan más en ser digeridos provocando mayor malestar estomacal.

Para disminuir el malestar se recomienda tomar pequeñas raciones varias veces al día, ya que las comidas abundantes tardan aún más en ser digeridas. También es importante masticar muy bien los alimentos y comer lentamente, así como evitar alimentos pesados con alto contenido en grasas.

Con respecto a la ropa, elige prendas holgadas que no te compriman la barriga, sobre los horarios, come al menos una hora antes de acostarte, y al dormir hazlo semi incorporada.

En la recta final del embarazo los síntomas de una indigestión como puede ser diarrea, sensación de calor en el abdomen podría tratarse de una señal de que ha comenzado la etapa de dilatación inicial, precoz o latente, la primera fase del alumbramiento.

Si bien no es una enfermedad ni afecta al bebé, la indigestión en el embarazo es una de las molestias que más incomodan a la futura mamá. Con estos sencillos consejos podrás mantenerla a raya.

En Bebés y más | Molestias en el embarazo: soluciones naturales para las náuseas, acidez, estreñimiento, dolor de espalda y estrés

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios