Publicidad

Unicef alerta: 21,1 millones de niños no se vacunaron contra el sarampión en los últimos ocho años

Unicef alerta: 21,1 millones de niños no se vacunaron contra el sarampión en los últimos ocho años
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Ya informábamos del aumento de un 300% de los casos de sarampión a nivel mundial en el primer trimestre de 2019, según los datos proporcionados por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Ahora, nuevos datos de Unicef explican el porqué de estos repuntes de la enfermedad, en países donde ya se creía erradicada y también con altos ingresos: más de 20 millones de niños en todo el mundo no han recibido la vacuna contra el sarampión en los últimos ocho años.

No todos son países pobres

En los países de bajos y medianos ingresos, la situación de la falta de vacunación es muy grave. En 2017, por ejemplo, en Nigeria se registró el mayor número de niños menores de un año que no recibieron la primera dosis, con casi 4 millones. Le siguieron India (2,9 millones), Pakistán e Indonesia (1,2 millones cada uno) y Etiopía (1,1 millones).

Pero las cifras de vacunación también han descendido de manera importante en países con altos ingresos. Estados Unidos encabeza la lista con 2,5 millones de niños que no recibieron la primera dosis de la vacuna entre 2010 y 2017. De hecho, ahora mismo padece varios brotes de sarampión en diversos estados e incluso en Nueva York han tenido que declarar el estado de emergencia.

Le siguen Francia y el Reino Unido, con más de 600.000 y 500.000 lactantes no vacunados, respectivamente, durante el mismo período.

Los diez países de ingresos altos donde los niños no fueron vacunados con la primera dosis de la vacuna contra el sarampión entre 2010 y 2017 (cifras en miles):

  1. Estados Unidos: 2.593.000
  2. Francia: 608.000
  3. Reino Unido: 527.000
  4. Argentina: 438.000
  5. Italia: 435.000
  6. Japón: 374.000
  7. Canadá: 287.000
  8. Alemania 168.000
  9. Australia: 138.000
  10. Chile: 136.000

Necesitamos un 95% de vacunación

Vacuna Sarampion

Dos dosis de la vacuna contra el sarampión son esenciales para proteger a los niños de la enfermedad. Sin embargo, explica Unicef, "debido a la falta de acceso, los sistemas de salud deficientes, la complacencia y el temor o el escepticismo respecto de las vacunas", la cobertura mundial de la primera dosis de la vacuna contra el sarampión fue del 85% en 2017, una cifra que se ha mantenido relativamente constante en el último decenio a pesar del crecimiento de la población.

La cobertura mundial de la segunda dosis es mucho menor, un 67%. Y aunque las cifras son mejores en los países más ricos, tampoco son aceptables: la cobertura de la primera dosis es del 94% mientras que la segunda baja hasta el 91%.

La OMS recomienda un umbral de cobertura de inmunización del 95% para lograr la denominada 'inmunidad colectiva'.

Según explica Henrietta Fore, Directora Ejecutiva de Unicef:

“El caldo de cultivo de los brotes mundiales de sarampión de los que somos testigos hoy en día se estableció hace años. El virus del sarampión siempre encontrará a niños sin vacunar. Si realmente queremos evitar la propagación de esta peligrosa pero evitable enfermedad, debemos vacunar a todos los niños tanto en los países ricos como en los pobres”.

En los tres primeros meses de 2019 se registraron más de 110.000 casos de sarampión en todo el mundo, casi un 300% más que en el mismo período del año pasado. Se calcula que en 2017 murieron de sarampión unas 110.000 personas, en su mayoría niños, lo que representa un aumento del 22% con respecto al año anterior.

Una enfermedad muy peligrosa y contagiosa

Señala Unicef, que el sarampión es una enfermedad muy contagiosa, más que el ébola, la tuberculosis o la gripe:

  • El virus puede contraerse hasta más de dos horas después de que alguien que lo tenga haya abandonado una habitación.

  • Se propaga por el aire e infecta el tracto respiratorio.

  • Puede matar a los niños con desnutrición o a los bebés más pequeños, aún sin vacunar.

  • Una vez que se produce el contagio, no hay tratamiento específico para combatir el sarampión, así que la vacunación es una herramienta vital para salvar a los niños.

Los casos de sarampión están aumentando a niveles alarmantes. A la cabeza de este incremento están diez países que contabilizan más del 74% del aumento total, y varios que ya estaban libres de sarampión.

Ucrania, Filipinas y Brasil han registrado los mayores aumentos de casos de sarampión de 2017 a 2018. Solo en Ucrania, se produjeron 35.120 casos en 2018; según el gobierno, otras 24.042 personas se han contagiado en los dos primeros meses de 2019. En lo que va de año, Filipinas ha contabilizado 12.376 casos y 203 muertes*.

A nivel mundial, 98 países registraron más casos de sarampión en 2018 que durante el año anterior, lo cual debilita el avance contra esta enfermedad fácilmente prevenible, pero potencialmente mortal.

Henrietta Fore, directora ejecutiva de este organismo de Naciones Unidas recuerda que estas cifras son una llamada de atención y que tenemos "una vacuna segura, eficaz y barata contra una enfermedad muy contagiosa".

"Una vacuna que, durante las dos últimas décadas, ha salvado casi un millón de vidas al año. Estos casos no han aparecido de la noche a la mañana. Los graves brotes que vemos hoy surgieron en 2018. Si no actuamos hoy, mañana veremos consecuencias desastrosas en los niños”.

En España, según datos del Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría, las coberturas vacunales son excelentes, especialmente en primovacunación, situándose por encima del 97 por ciento.

La vacuna del sarampión está financiada por la Seguridad Social y forma parte de la triple vírica junto a la rubeola y la parotiditis. En el calendario vacunal, está establecido administrar una primera dosis entre los 12 y los 15 meses y una segunda dosis de refuerzo entre los dos y los cuatro años.

Poco más queda por decir. Por desgracia, las cifras hablan por nosotros: vacunar contra el sarampión es la única forma de proteger a todos los niños contra esta peligrosa enfermedad. Y así lo asegura también Henrietta Fore, que concluye:

"Es fundamental no sólo aumentar la cobertura, sino también mantener las tasas de vacunación con las dosis adecuadas para crear un paraguas de inmunidad para todos".

Y en nuetras manos está lograrlo.

Fotos | iStock

Vía | Unicef

En Bebés y Más | Lo que debes saber sobre vacunación si viajas con tu bebé a países europeos afectados por el brote de sarampión, Una niña de 10 años sin vacunar contagia el sarampión a otros cinco menores en Italia y saltan las alarmas

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir