Compartir
Publicidad
Publicidad

Signos de hiperactividad en el niño

Signos de hiperactividad en el niño
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El síndrome de hiperactividad y déficit de atención no es una enfermedad, sino una alteración neurológica que modifica la conducta del niño. Es el trastorno psiquiátrico más frecuente en la infancia y se estima con lo padecen entre un 5-6% de los niños en edad escolar, pero su principal inconveniente es que en muchos casos el niño no es diagnosticado.

La importancia de un diagnóstico a tiempo repercute en un tratamiento adecuado para evitar problemas en el futuro, pero el hecho es que suelen confundirse los síntomas con los de un niño que tiene mala conducta.

Veamos cuáles son los signos que pueden indicarnos que el niño padece un trastorno de hiperactividad y déficit de atención (THDA):

  • Abandona continuamente su asiento, aunque deba permanecer en su sitio.

  • Corre en momentos inapropiados.

  • Tiene dificultad para jugar en silencio.

  • Con frecuencia habla excesivamente sin parar de moverse.

  • No logra mantener la atención en labores de larga duración.

  • No termina lo que empieza o le cuesta mucho hacerlo.

  • Dice lo que piensa aunque no sea apropiado.

  • No puede aplazar lo que le resulta gratificante. No espera su turno.

  • Tiene un mal rendimiento escolar y dificultad para llevarse bien en el colegio.

  • Le cuesta obedecer y suele tener conflictos con los hermanos.

  • Tiene baja autoestima, pues vive con la sensación de que no hace nada bien.

  • Pierde con frecuencia los juguetes, los libros o el material escolar necesario para hacer sus actividades.

  • Tiene problemas para organizar sus tareas.

  • Evita toda aquella actividad que requiere un esfuerzo mental.

Si notas alguno de estos síntomas en tu hijo no dudes en acudir a un especialista que los valorará para confirmar o no el diagnóstico. Pueden apreciarse en niños a partir de los dos años, aunque las señales deberían ser muy acusadas para detectarlo a esa edad. De todos modos, cuando antes sospeches de problemas, mejor solución se le puede dar.

Para tratarlo se utiliza la terapia conductual para intentar canalizar la hiperactividad hacia la productividad y la creatividad. También se utilizan fármacos, pero ya hemos hablado de la controversia sobre su uso y sus consecuencias. Se ha demostrado que las terapias alternativas son una opción muy válida para tratarlo.

Si necesitas apoyo o quieres conocer más sobre el trastorno por déficit de atención e hiperactividad, en el blog encontrarás varios artículos al respecto. También existen webs y asociaciones de padres como ADANA o feaaDAH que asesoran a otros padres de niños que padecen o creen que padecen el trastorno.

Vía | El Mundo Salud (psiquiatría infantil) En Bebés y más | Todo sobre el Trastorno por déficit de atención e hiperactividad, El niño hiperactivo, Cómo saber si tu hijo es hiperactivo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos