Compartir
Publicidad

Dos hermanas siamesas unidas por la cabeza fueron separadas con éxito gracias a una donación y ya han recibido el alta

Dos hermanas siamesas unidas por la cabeza fueron separadas con éxito gracias a una donación y ya han recibido el alta
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Safa y Marwa nacieron en enero de 2017, en Pakistán, unidas por la cabeza. Son lo que se conoce con el nombre de 'gemelos craneópagos'.

Su familia quería separarlas si era posible y, tras recibir una donación privada, las hermanas han podido mirarse a la cara por primera vez en el Hospital Great Ormond Street de Londres, que ya había realizado dos separaciones anteriores de siameses.

Después de 55 horas de quirófano y 11 meses ingresadas, las gemelas han sido dadas de alta y planean regresar a su país a principios de 2020.

La historia de Safa y Marwa

Según cuenta BBC News, que tuvo acceso en exclusiva a las operaciones a las que las hermanas fueron sometidas, Zainab Bibi ya había dado a luz a siete hijos, todos ellos en casa. Así que cuando se quedó embarazada de gemelos, el plan era el mismo.

Pero en una ecografía detectaron una complicación, así que le aconsejaron que diera a luz en el hospital. Comenta la madre al medio que fue un momento difícil para la familia, porque el padre de las niñas había muerto dos meses antes de un ataque al corazón.

También advierten a la madre de que podrías venir juntas, pero sin mencionar en qué parte de sus cuerpos podría estar unidas. Nadie parece darse cuenta de la gravedad de la situación.

El 7 de enero de 2017, las gemelas nacían por cesárea en el hospital Hayatabad de Peshawar, a unos 50 kilómetros de su hogar en el norte de Pakistán.

A la familia la explican que las niñas están sanas. Zainab no puede verlas inmediatamente, porque tiene que recuperarse de la cirugía y es el abuelo quien descubre lo que ocurre: sus nietas son siamesas y están unidas por la cabeza.

Pasan cinco días antes de que Zainab esté suficientemente recuperada para conocer a sus hijas. Primero la muestran una foto de sus hijas y reconoce a la BBC que se enamoró de ellas al instante:

"Eran muy hermosas y tenían un pelo bonito y una piel blanca. Ni siquiera pensé en el hecho de que estuvieran unidas. Son un regalo de Dios".

Las llamó Safa y Marwa, por las colinas gemelas de La Meca, en Arabia Saudí, muy importantes en la peregrinación islámica.

Al cumplir un mes las gemelas son dadas de alta. Un hospital militar se ofrece a realizar la cirugía para separar a las niñas, pero advierten que es posible que una de ellas muera.

La madre no está dispuesta a correr el riesgo de perder a una de sus hijas así que la familia se pone en contacto con Owase Jeelani, un neurocirujano pediátrico del Great Ormond Street en Londres (GOSH). El cirujano está convencido de que pueden ser separadas con seguridad, pero quiere hacerlo antes de que cumplan los 12 meses de edad, para obtener el mejor resultado.

Era agosto de 2018 y la familia contaba con los visados para el Reino Unido, pero no con la financiación. El médico solo había conseguido recaudar una pequeña cantidad.

Las niñas ya habían cumplido 19 meses de edad, mucho más allá de la edad que el equipo de GOSH recomendaba para operar, así que el neurocirujano pidió a la familia que se desplacen ya a Londres porque no se puede esperar más.

Era otoño de 2018 cuando después de consultar con sus médicos en Pakistán, el Hospital Great Ormond Street las dio la bienvenida al pabellón Bumblebee. Zainab no quiso separarse de sus hijas y se quedó durmiendo en su habitación.

Contó al diario inglés que, a pesar de estar unidas, tienen personalidades muy diferentes.

"Safa, es inteligente, feliz y habla mucho. Marwa, sin embargo, es tímida. A veces habla consigo misma, pero cuando le hablamos no siempre responde".

Poco después de su llegada, el médico almuerza con un amigo abogado y le explica su angustia por no poder operarlas. El abogado hace una llamada desde su móvil y se produce el milagro:

Pide al cirujano que le cuenta a la persona que está al otro lado del teléfono el caso de las gemelas. Está hablando con un rico empresario pakistaní, Murtaza Lakhani. En pocos minutos, les dona el dinero para cubrir los costos de su tratamiento.

El benefactor explicó así el motivo por el que decidió ayudar:

"Las gemelas son de Pakistán, mi país de origen. Sin embargo, la verdadera razón por la que les ayudé fue porque era una operación que iba a salvar la vida de dos niñas. Para mí fue una decisión fácil, es cómo construir el futuro".

Necesitaron 55 horas de quirófano

A partir de ese momento, las hermanas Safa y Marwa Ullah, de dos años de edad, comenzaron su camino hacia sus vidas independientes.

Cien especialistas han participado en las tres operaciones realizadas en cuatro meses, que suman 55 horas totales de quirófano. La última, en febrero pasado.

El Hospital Great Ormond Street es líder mundial en este tipo de cirugía. Safa y Marwa fueron su tercer caso de gemelos craneópagos y, el equipo sabía que, para obtener los mejores resultados, había que realizar la separación en varias operaciones, para permitir la recuperación entre una y otra.

Además de cirujanos y enfermeras, el equipo que se ocupó del cuidado y la separación de las gemelas incluyó bioingenieros, modeladores 3D, un diseñador de realidad virtual, psicólogos, radiólogos, fisioterapeutas...

Los cirujanos separaron sus cerebros, que estaban entrelazaban en un cráneo compartido, después los reposicionaron y luego cortaron por donde estaban unidas.

Después tuvieron que reconstruir sus cráneos, compartiendo fragmentos de hueso entre las dos niñas para que se estiraran sobre la parte superior de sus nuevas cabezas.

Para entender cómo el equipo de hospital inglés ayudó a Safa y Marwa a comenzar vidas independientes y poder mirarse a la cara por primera vez desde que nacieron, puedes ver la animación facilitada por el equipo que participó, donde explican el proceso paso a paso.

Según explica BBC News, Safa, Marwa y su familia ya han sido dadas de alta y permanecerán en Londres al menos durante los próximos seis meses, mientras que las niñas reciben más fisioterapia y chequeos, pero su plan es regresar a Pakistán a principios de 2020.

Al salir del hospital que ha sido su hogar durante los últimos 11 meses, Zainab, su madre aseguraba que separar a las niñas fue lo correcto:

"Estoy muy contenta. Gracias a Dios puedo sostener una durante una hora y luego la otra. Dios ha respondido a nuestras plegarias".

Así se forman los gemelos siameses

Es un extraño caso raro de gemelos, que ocurre en uno de cada 200.000 nacimientos.

Su nombre proviene de los famosos gemelos de Siam, dos hermanos unidos por el hígado, nacidos en 1811.

Se originan a partir de un sólo óvulo fertilizado, así que son idénticos y del mismo sexo. Su supervivencia es del 5 al 25%.

Normalmente, la división del embrión ocurre dentro de los primeros 13 días posteriores a la fecundación, pero cuando ocurre de forma tardía, después del decimotercer día, la división es incompleta causando que los bebés se desarrollen acoplados o fusionados. Cuando más tarde se produzca la división, más órganos compartirán.

Dependiendo de la parte del cuerpo que los une, se clasifican en: toracópagos (unidos por la región esternal, pigópagos (unidos por la espalda), isquiópagos (unidos por la pelvis) y craneópagos (unidos por la cabeza).

Estos últimos son precisamente los más raros dentro de los simeses (entre 1-2%) y los que peor pronóstico tienen. Pero por suerte siempre hay buenas noticias, como el caso de las siamesas de las que hablamos. ¡La ciencia no para de avanzar!

Vía | BBC News

Foto | Hospital Great Ormond Street

En Bebés y Más | ¿Embarazada de gemelos? 15 preguntas que debes hacerle a tu médico, Gemelos y mellizos, ¿cuál es la diferencia?

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio