Publicidad

Deporte y COVID: cuáles son las actividades deportivas más seguras y qué tener en cuenta para minimizar riesgos

Deporte y COVID: cuáles son las actividades deportivas más seguras y qué tener en cuenta para minimizar riesgos
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

El deporte tiene múltiples beneficios para la salud de los niños, y especialmente ahora es más importante que nunca asegurar que nuestros hijos están activos. Y es que la pandemia podría hacernos caer fácilmente en el sedentarismo, bien sea por causas de confinamiento o porque nuestro estado anímico se vea afectado por todo lo que está sucediendo.

La Asociación Española de Pediatría aconseja que los niños practiquen deporte diariamente atendiendo a su edad, y siguiendo siempre las recomendaciones para una práctica segura también en tiempos de COVID.

A este respecto, existen una serie de deportes más recomendados que otros para evitar riesgos de contagio, así como una serie de medidas que tenemos que tener muy presentes a la hora de iniciar la actividad física en estos momentos de pandemia.

Factores que aumentan el riesgo de contagio en la práctica deportiva

La Sociedad Española de Medicina del Deporte (SEMED) y el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos emitieron recientemente un comunicado alertando de los principales riesgos de contagio de coronavirus que tiene la práctica deportiva, debido a dos factores:

  • Por un lado, el elevado incremento de la ventilación pulmonar a causa del esfuerzo, que hace que el aire inhalado y exhalado en cada respiración sea muy grande. Esto aumenta el riesgo de propagación y contagio del virus entre los deportistas, en caso de que hubiera algún portador.

  • Por otro lado, ciertos deportes requieren de contacto estrecho entre los jugadores, lo que eleva el riesgo de contagio.

Así pues, las actividades físicas más seguras serían aquellas que permitan el manteniendo de la distancia interpersonal entre jugadores o su práctica individual, así como la realización en exteriores.
deportes y COVID Vía CDC

Atendiendo a las indicaciones de organismos científicos como la AEP, la Asociación Científica Española de Enfermería y Salud Escolar (ACEESE), la Academia Americana de Pediatría (AAP) o los CDC, podríamos decir que el riesgo de contagio va aumentando en función de los siguientes factores:

  • Tipo de deporte: los deportes individuales o que permiten una distancia interpersonal de entre dos y tres metros entre competidores son más seguros que aquellos en los que se produce un contacto o acercamiento.

  • Número de jugadores: cuantos menos jugadores se necesiten para realizar un deporte, menos riesgo de contagio habrá. Igualmente, el riesgo también aumenta cuando se comparten los mismos materiales por parte del equipo.

  • Tiempo de exposición a otros jugadores: los deportes en los que no hay contacto o exposición a otros jugadores son más seguros. A medida que ese tiempo de exposición va aumentando el riesgo de contagio también lo hace.

  • Tipo de espacio: los deportes que pueden practicarse al aire libre garantizando la distancia interpersonal, son más seguros que aquellos que deben realizarse en interiores, especialmente en espacios pequeños, con poca ventilación y muy concurridos.

  • Viajes deportivos: aquellos deportes que se practican fuera de la comunidad autónoma donde se reside entrañan un mayor riesgo que si se practican de manera local. Esto sucede porque cuando los jugadores viajan amplían su círculo de contactos o exposición a más personas.

  • Uso de mascarilla: cuando entrenadores, jugadores, oficiales del juego y espectadores llevan mascarilla y guardan distancia de seguridad, el riesgo de contagio se reduce con respecto a aquellos deportes en los que el uso de mascarilla no es posible.

Deportes con mayor y menor riesgo

deportes

Teniendo en cuenta los criterios arriba mencionados, los deportes más recomendados al entrañar un menor riesgo de contagio serían, entre otros: la natación o deportes acuáticos que no se jueguen en equipo ni se comparta material, ciclismo, golf, patinaje, ciertos deportes de raqueta en donde es posible mantener distancia (tenis, padel, ping-pong, bádminton...) o el atletismo.

Entre los deportes de riesgo medio podríamos incluir aquellas actividades que se practican al aire libre pero en equipo, y en las que además se comparten materiales y hay contacto estrecho puntual con otros jugadores. Tal sería el caso, por ejemplo, de deportes como el fútbol, el voleibol, el squash, el hockey o el béisbol.

Por contra, los deportes menos recomendados por entrañar un mayor riesgo de contagio serían aquellos en los que se produce un contacto estrecho y frecuente entre jugadores, como los deportes de lucha y artes marciales o el baloncesto.

También se incluirían en este grupo los deportes que se practican en interior como ejercicios de entrenamiento y fitness, diversas modalidades de gimnasia, o actividades como yoga o pilates. En estos casos se recomienda ventilar los espacios, hacer grupos con un máximo de seis personas y practicarlo siguiendo todas las pautas de seguridad y prevención.

Diez aspectos a tener en cuenta a la hora de practicar deporte en tiempos de COVID

deportes
  • Aire libre: Optar por practicar deporte al aire libre, evitando lugares cerrados y/o con poca ventilación. Cuando no haya más remedio que hacer deporte en interior, el lugar debe estar correctamente ventilado, hacer uso de mascarillas y distancia y reducir el aforo.

  • Uso de mascarilla: Siempre que no entrañe riesgos y se vaya a practicar un deporte de intensidad leve o moderada, la Asociación Española de Pediatría (AEP) y La Sociedad Española de Medicina del Deporte (SEMED) aconsejan que utilizar mascarilla a partir de los seis años. Esta debe ser homologada y ajustar bien a la cara, ofreciendo una adecuada respirabilidad. La mascarilla deberá desecharse (o lavarse, en caso de tratarse de mascarilla reutilizable) al finalizar el ejercicio físico. Igualmente, si durante el entrenamiento se moja o se ensucia es recomendable sustituirla por otra nueva.

  • Distancia interpersonal: la distancia de seguridad que deben mantener los niños a la hora de practicar deporte se incrementa en función del ejercicio físico. De este modo, en caso de hacer ejercicio que implique caminar rápido, la distancia aumenta de dos a cinco metros; si implica correr, la distancia debe ser de diez metros; y si se va en bicicleta hay que aumentar la distancia interpersonal a 20-30 metros.

  • Higiene de manos: el niño deberá lavarse las manos con agua y jabón antes y después de hacer deporte, o en caso de no tener acceso a ello desinfectárselas con gel de hidroalcohol.

  • No compartir material: en los casos en los que haya que utilizar materiales deportivos se recomienda que sean de uso individual, y si esto no es posible será necesario desinfectarlos correctamente después de cada uso, prestando especial atención a los recovecos, ranuras o huecos.

  • Etiquetar material y prendas de ropa: se recomienda etiquetar con el nombre todas las prendas de ropa, mochilas, botellas de agua y material deportivo que utilice el niño, a fin de evitar confusiones y que este sea manipulado por otra persona. El material que el niño no esté utilizando mientras hace deporte debe permanecer separado del de otros niños, y a ser posible guardado en bolsas o taquillas independientes.

  • Evitar gestos como el choque de manos o puños con otros compañeros, los abrazos, gritar o cantar si no se mantiene la máxima distancia de seguridad con otras personas o escupir en el suelo.

  • No utilizar los vestuarios: en la medida de los posible, se recomienda no utilizar vestuarios ni duchas de uso público. En este sentido, es preferible que el niño acuda al gimnasio con la ropa deportiva puesta, y cuando termine se duche y cambie en su casa.

  • Hidratación y signos de alarma: es fundamental la hidratación antes y después del ejercicio, por lo que se recomienda que el niño siempre lleve de casa una botella grande de agua, evitando así tener que beber de fuentes o lavabos de uso público. Por otro lado, deberemos parar el ejercicio ante la aparición de cualquier signo de malestar, fatiga, mareos, dolor de cabeza o debilidad muscular, y en caso necesario consultar con el médico.

  • No acudir al entrenamiento o competición deportiva si se tiene fiebre, síntomas compatibles con COVID-19, se está en cuarentena o a la espera de los resultados de una PCR o se ha estado en contacto estrecho con un positivo.

Fotos | iStock

Vía | 'Consideraciones para deportes juveniles' (CDC), Healthy Children - 'Participación juvenil en deportes durante el COVID', 'Ejercicio y deporte' (AEP), Asociación Científica Española de Enfermería y Salud Escolar

En Bebés y Más | Participar en actividades deportivas mejora el comportamiento y la atención de las niñas preadolescentes con TDAH

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios