Tratamientos y pruebas dentales permitidos durante el embarazo

Tratamientos y pruebas dentales permitidos durante el embarazo
Sin comentarios

El embarazo puede suponer un riesgo para la salud bucodental, por lo que los expertos aconsejan realizar una revisión para prevenir posibles complicaciones. Pero en caso de tener problemas odontológicos, ¿cuáles están permitidos durante la gestación sin dañar al bebé? ¿Te pueden poner una anestesia? ¿Hay que suspender una ortodoncia?

El doctor Jorge Ferrús, implantólogo y periodoncista, y la doctora Patricia Bratos, ortodoncista, responden a estas y otras dudas sobre qué tratamientos y pruebas están permitidos durante el embarazo.

¿Las radiografías y la anestesia están desaconsejadas?

Está claro que hay que seguir cuidando la salud bucodental durante la gestación, e incluso más, ya que los cambios hormonales y en la composición de la saliva o las náuseas pueden suponer un riesgo para la salud de la boca durante el embarazo.

El doctor Jorge Ferrús, fundador de la Clínica Dental Ferrus & Bratos (Madrid), advierte de la importancia de avisar al profesional odontológico del embarazo, sin importar qué tratamiento dental se va a realizar o si simplemente se acude a una revisión rutinaria de la salud oral.

A partir de ahí, recuerda que durante la gestación se desaconsejan las radiografías, ya que "las imágenes con rayos X siempre suponen la exposición a una pequeña dosis de radiación".

Aún así, señala que el Consejo de Seguridad Nuclear de España estima que cada persona recibe al año una dosis media de 3,7 milisievert (mSv) en total, mientras que "la dosis emitida por los aparatos digitales empleados en las clínicas dentales son una mínima parte" de entre 0,003 y 0,02 mSv.

"Dado que la cantidad de radiación es muy baja, ante una urgencia muy severa que requiera de una inmediata intervención, se realizará una radiografía a la embarazada".

Eso sí, añade, "tomando las precauciones necesarias para asegurar la protección del feto con un chaleco especial".

En cuanto a otra de las preguntas recurrentes de las mujeres durante el embarazo, si el uso de anestesia puede poner en riesgo al bebé, el doctor asegura que "se puede anestesiar a la futura madre siempre que el procedimiento así lo requiera, como a cualquier otro paciente":

"En nuestra clínica usamos articaína, un anestésico de corta duración empleado en intervenciones dentales. Su uso se restringe a cantidades muy pequeñas y resulta completamente inocuo para el desarrollo del bebé".

¿Qué ocurre con las endodoncias, extracciones o blanqueamientos dentales?

Dentista

Según la 'Guía de Salud Oral y Embarazo', publicada por el Consejo General de Dentistas de España, la Fundación Dental Española y la Federación de Asociaciones de Matronas de España, "si la embarazada presenta dolor, infección o urgencia dental debe ser tratada de inmediato, pues las consecuencias de la demora del abordaje terapéutico de una infección activa conllevan mayor riesgo que el propio tratamiento". Eso sí, superado el primer trimestre.

El doctor Jorge Ferrús esta de acuerdo con esta medida y explica que se puede intervenir a la embarazada ante una urgencia dental muy severa, aunque "siempre que se pueda, conviene esperar al parto".

¿Las razones? Las endodoncias y las extracciones requieren controles radiológicos y los blanqueamientos dentales pueden provocar una posible inflamación de la encía, algo no muy recomendado en mujeres embarazadas con problemas de gingivitis, una complicación común en la gestación.

"Hay tratamientos dentales que pueden realizarse sin riesgo alguno, los que no necesitan de una radiografía previa, como las higienes dentales".

La ortodoncia, mejor esperar al nacimiento del bebé

Patricia Bratos señala que la ortodoncia es un tratamiento largo, que puede durar una media de 18 meses, así que su conveniencia durante el embarazo viene determinado por el hecho de si la mujer ha comenzado la ortodoncia antes de quedarse embarazada o no.

"Si la ortodoncia es anterior a la gestación el tratamiento puede continuar con normalidad, aunque es crucial acudir a todas las revisiones con el especialista y ser muy exhaustiva con la higiene oral".

Aunque advierte que limpieza bucodental se complica cuando llevamos aparatos dentales, "especialmente si son fijos y no de quita y pon":

"Si no se higienizan bien los dientes, encías y recovecos de la boca, es probable que la paciente desarrolle un problema de gingivitis".

Explica que durante el embarazo las mujeres son más propensas a padecer procesos de inflamación en las encías y, aunque este estado no es el causante de la enfermedad periodontal, sí es muy habitual experimentar la llamada gingivitis gestacional.

"En el caso de plantearse comenzar una ortodoncia durante la gestación, nuestro consejo es esperar a que nazca el bebé, porque implica llevar a cabo ciertas pruebas dentales como radiografías".

Fotos | iStock

En Bebés y Más | La enfermedad periodontal en el embarazo, ¿cómo prevenirla?, El 85% de las embarazadas sufre problemas bucodentales, siendo la gingivitis la afección más común: cómo prevenirla y tratarla

Temas
Inicio