Solo cinco de cada diez padres instala sistemas de control parental: cómo ayudan estas aplicaciones a navegar más seguros por la red

Solo cinco de cada diez padres instala sistemas de control parental: cómo ayudan estas aplicaciones a navegar más seguros por la red
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

La tecnología y la conexión a Internet forman parte del día a día de los niños, pero los estudios demuestran que los padres no siempre estamos lo suficientemente preparados como para informar de forma rigurosa y alejar a nuestros hijos de los potenciales peligros de la red.

No en vano, muchos progenitores desconocen cuáles son las redes sociales de moda entre los adolescentes y cómo utilizarlas correctamente, así como qué otros aspectos fundamentales deberían conocer los hijos antes de navegar por Internet.

A esta falta de información habría que sumar además el poco uso que en ocasiones se hace de los controles parentales. De hecho, según un reciente estudio elaborado por la empresa de seguridad informática Kaspersky, solo el 48% de los padres utilizan aplicaciones de control parental, a pesar de que este tipo de herramientas son muy útiles para limitar el contenido y tiempo que pasan los niños en Internet.

Solo cinco de cada diez padres instala controles parentales en el móvil de sus hijos

uso de pantallas

Desde edades muy tempranas, los menores aprenden a utilizar todo tipo de dispositivos electrónicos y navegan por la red con una facilidad que, a veces, es incluso superior a la de los adultos.

De hecho, según el estudio ‘El uso de la tecnología por los menores en España’ elaborado por el Observatorio Nacional de Tecnología y Sociedad, el 98% de los menores de entre 10 y 15 años se conecta a internet de forma habitual.

El informe también apunta que el 70% de los niños tiene acceso a un móvil con conexión a internet y el 53% ha realizado actividades educativas online en los últimos tres meses.

Estos datos ponen de manifiesto la importancia de que los padres compartamos con nuestros hijos una serie de consejos y recomendaciones para hacer un buen uso de las nuevas tecnologías. Pero además, también es necesario conocer que prácticas peligrosas se ponen de moda entre los niños, cuáles son las redes sociales más populares entre los adolescentes y qué implicaciones tienen, o que otras potenciales amenazas y riesgos pueden encontrar nuestros hijos en la red.

Sin embargo, por mucho y bien que queramos informar a los niños, las estadísticas también demuestran que antes o después van a acabar consumiendo contenido poco apropiado para su edad o cayendo en prácticas peligrosas.

Con el fin de elevar la seguridad en Internet, los expertos aconsejan instalar aplicaciones de control parental y comprobar regularmente el historial de Internet.

Sin embargo, sorprende que solo la mitad de los progenitores utilice este tipo de herramientas. Además, según el estudio de Kaspersky que mencionábamos al inicio, los padres tampoco solemos supervisar el historial de Internet y cinco de cada diez permite a sus hijos utilizar dispositivos digitales sin ningún tipo de control o vigilancia.

¿Por qué instalar una aplicación de control parental?

pantallas

Los controles parentales son herramientas muy eficaces que permiten elevar la seguridad en Internet cuando los niños y adolescentes navegan por la red. Así, según datos de la empresa tecnológica ANOVO, la instalación de este tipo de aplicaciones permitiría a los padres:

- Monitorizar el tiempo de uso de pantallas y acceso a Internet que hacen nuestros hijos.  De esta forma, se evita la sobreexposición y caer en rutinas digitales perjudiciales para los niños y adolescentes.

- Monitorización de las páginas consultadas. Aunque es posible realizar esta tarea de forma manual consultando el historial de visitas, es recomendable recurrir a aplicaciones de control parental que identifican, de forma ágil y rápida, cuáles son las páginas no recomendadas que está visitando el menor. Además, la revisión de este contenido puede ayudar a descifrar cuáles son las preferencias de nuestros hijos a la hora de navegar por internet.

- Limitación de acciones. El control parental permite limitar las compras online, bloquear el contenido de descargas peligrosas o evitar el acceso a páginas inapropiadas, entre otras funcionalidades. Esta limitación de acciones aporta tranquilidad a los supervisores y garantiza una navegación segura.

Pero además de la instalación de controles parentales, y tal y como mencionábamos más arriba, también es importante tener muy en cuenta estos dos consejos:

- Por un lado, evitar la sobreexposición en redes sociales. Debemos concienciar a los menores de que internet es un escaparate al que tiene acceso todo el mundo. Por ello, no solo hay que supervisar qué información consultan, sino también qué tipo de información comparten los niños a través de las redes sociales (fotos, datos personales…).

- Por otro lado, es fundamental enseñarles también a contrastar la información y consultar únicamente fuentes fiables, con el fin de evitar la propagación de bulos y estar siempre correctamente informados.


Temas
Inicio