Compartir
Publicidad

El papel del padre en el postparto: conociendo al bebé, apoyando a la madre

El papel del padre en el postparto: conociendo al bebé, apoyando a la madre
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ya hemos visto la importancia del padre en las distintas etapas, desde el embarazo pasando por el parto y la lactancia. Y también queremos detenernos en el papel del padre en el postparto.

Se trata el postparto de una etapa muy delicada para la madre reciente, en la cual va a necesitar ayuda para actos tan básicos como ir al baño o sostener a su bebé, especialmente en el postparto inmediato. Por eso lo primero que el padre puede hacer es ayudar a que la mamá se sienta mejor físicamente.

Ayudarla a caminar, a incorporarse en la cama, acercarle al bebé... Y los primeros contactos con el bebé no solo será de reconocimiento para papá, también tendrá que ocuparse del cambio de pañal o del baño mientras la mamá no pueda hacerlo.

Ojalá haya suerte y desde el principio podáis ocuparos los dos de estos asuntos, porque son momentos inolvidables gracias a los que conocemos un poco más a nuestro bebé recién llegado a la familia. Por eso no se trata solo de una necesidad que el papá se ocupe de la higiene del bebé.

Antiguamente, cuando el embarazo, parto y crianza eran cosas de mujeres, los padres estaban excluidos y eran otras mujeres las que se ocupaban del bebé mientras la mamá no pudiera hacerlo. Por suerte, esto ha cambiado y el padre casi nunca es un elemento pasivo, no quiere mantenerse al margen.

Además el papel del padre en el postparto inmediato es importante para procurar que el bebé no se quede en "el nido, cunero o nursery", que no sirven para nada y provocan que los bebés lloren más con una separación innecesaria. Si la mamá necesita descanso, con el papá y el bebé al lado también es posible.

Papá cambiando pañal

La llegada a casa con el bebé

Es este un momento crucial y a veces temido por los padres, ya que se abandona el entorno hospitalario que nos proporciona cierta seguridad. A partir de ahora, los papás están "solos frente al peligro" y todo lo que aprendiste en el curso de preparación al parto parece difuminarse o no cumplirse.

Es probable que la mujer aún tarde en recuperarse físicamente, de modo que la ayuda del padre es importante. De hecho lo más común es que necesite aún ayuda porque no está recuperada. Los primeros pasos de la lactancia pueden ser complicados, por ello el papá también tiene que estar ahí, apoyando a la madre.

En la actualidad los padres españoles que trabajan disponen de un permiso de trece días por paternidad (que no todos cumplen, porque no "les dejan" o porque no lo desean) que no suele ser suficiente para la recuperación de la madre, pero imaginad lo que era antes con solo tres días. Intenta aprovechar ese permiso para pasar mucho tiempo junto a tu mujer y a tu bebé.

Pero recordemos que "la cuarentena" también supone importantes cambios emocionales en la madre, por lo que el apoyo de la pareja es primordial en muchos momentos difíciles.

Y pasando a otros asuntos más pragmáticos (pero también importantes en esta etapa), el papá más que nunca tendrá que ocuparse de temas como cocinar, limpiar la casa, hacer la compra, organizar el funcionamiento del día a día de la casa si hay otros hijos...

Para muchos hombres esto no supone demasiado cambio respecto a su rutina habitual, pero otros necesitarán un periodo de "adaptación" e incluso algunas "clases particulares". Durante el embarazo, ya puedes preocuparte de cómo funciona tu hogar.

Piensa que la mamá y el bebé se necesitan muchísimo en estos momentos, y sobre todo ella no se encontrará al 100% para ocuparse de la casa. Todo aquello que podamos facilitarle a la mamá será bienvenido.

También tenemos algo que decir en el tema de las visitas, a veces no tan bienvenidas. Organiza las visitas del postparto atendiendo a las necesidades y deseos de la madre, ya que en esta etapa el deseo de intimidad es normal (también el de compartir nuestra alegría, pero esto puede esperar en muchos casos).

Todos estos consejos ayudarán a que no se produzca el "baby blues", un estado de tristeza de la madre frente al que el papá puede actuar. También prevenimos la depresión postparto si la madre se siente acompañada, comprendida, ayudada y apoyada.

En definitiva, la recomendación general es que el papá tiene que pasar el máximo de tiempo posible con su mujer y su bebé en el postparto, ya que ambos lo necesitan. Por supuesto, también puede encargarse de todos los reportajes de vídeos y fotos en estos momentos irrepetibles e inolvidables. Enhorabuena.

Foto | Thinkstock En Bebés y más | El papel del padre en el embarazo, El papel del padre en el parto, El papel del padre en la lactancia

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio