Publicidad

El papel del padre durante el embarazo

El papel del padre durante el embarazo
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Se acerca el Día del padre y queremos dedicar un espacio especial a todos los papás que nos leen, en este caso a los futuros papás. ¿Cuál es el papel del padre durante el embarazo? ¿Es un mero espectador o puede implicarse durante los nueve meses, antes de que nazca el bebé?

Como podéis imaginar, el papá tiene mucho que decir y hacer durante este periodo, pudiendo convertirse en un pilar fundamental para la futura mamá y comenzando el vínculo con su bebé incluso desde el vientre materno.

Antes del embarazo

También antes de lograr el embarazo el futuro papá puede hacer mucho porque este vaya mejor, cuidando su alimentación y su salud en general, ya que un hombre sano tiene más posibilidades de ser fértil.

Si estáis planeando el embarazo, conviene que la mujer esté en forma y también el hombre. Haced ejercicio juntos, será más agradable. De este modo, llevando hábitos sanos en pareja, a la mujer le será más fácil y también será más sencillo concebir.

Conviene que el hombre también asista a la visita preconcepcional, porque el especialista también puede hacerle preguntas de interés para descartar problemas a la hora de concebir (antecedentes familiares, de enfermedades...).

La confirmación del embarazo

En el caso de que estéis buscando el embarazo, es recomendable que, ante un retraso, compartáis la emoción de realizar el test de embarazo, siempre que la mujer así lo desee. De este modo podréis estar juntos, tanto para apoyaros si aún no se ha producido la gran noticia como para compartir la alegría de un resultado positivo.

Ahora os espera una tarea nueva y también "en familia": decidir el nombre del bebé. ¡Ya podéis ir haciendo listados!

Un embarazo sano, también para el padre

Durante los nueve meses de gestación la mamá ha de llevar un estilo de vida saludable y renunciar a ciertos hábitos como el tabaco o el alcohol, altamente perjudiciales para el feto. A ella le será mucho más fácil dejar esos hábitos si no los ve a su alrededor.

No fumes durante el embarazo de tu mujer, porque el humo "de segunda mano" también es perjudicial, aparte del rechazo que el simple olor a tabaco les provoca a muchas mujeres embarazadas. Evita también las copas si ella siente tentaciones, porque no puede (no debe) compartir ese momento.

Come sano y procura apartar de la dieta, aunque sea momentáneamente, alimentos prohibidos o poco recomendados durante el embarazo. Comparte con ella una alimentación sana, tu cuerpo también lo agradecerá.

Sal a caminar con ella y a realizar sus ejercicios para mantenerse en forma durante el embarazo, es más fácil y agradable hacerlo en compañía.

Padre y ecografía

Las visitas al ginecólogo

Otro acompañamiento muy reconfortante para la mujer y que afianza la pareja son las visitas al ginecólogo, para realizar la primera ecografía, para hacer el seguimiento, ver las imágenes del bebé, descubrir si es niño o niña, acudir a monitores cuando se acerca la fecha del parto...

A lo largo de los nueve meses son varias consultas al médico (análisis, pruebas, ecografías...) y si bien es complicado acudir a todas, hay que esforzarse por estar en la mayoría. Se trata de momentos muy emocionantes y pasarlos sola puede resultar triste a algunas mujeres, o aumentar sus nervios... Mejor acompañada en esos casos.

Las clases de preparación al parto

Dentro de poco veremos que el papel del padre en el parto es importante, por eso es primordial que este se informe bien de cómo será el gran momento. Un buen modo de hacerlo es acompañar a la futura mamá a las clases de preparación al parto.

Estas clases están cada vez más orientadas a las parejas y en ellas se aprende mucho sobre el embarazo, el parto y el cuidado del bebé, donde por supuesto el papá también tendrá mucho que decir y que aportar. Nos enseña los mejores ejercicios de preparación al parto y además se conoce a otras parejas que esperan un bebé y se comparten experiencias.

Y, sobre todo, aprenderán cómo apoyar a la mamá en la recta final del embarazo, comprendiendo todos sus cambios y conociendo cómo ayudarla a la hora del parto.

Preparando la llegada del bebé

Muchas mujeres tienen que ocuparse solas de la preparación de la llegada del bebé, pero no es tarea fácil para ellas (especialmente en el último trimestre) y probablemente desearían ayuda. ¿Y quién mejor que el papá? La habitación, la cuna, la ropita del bebé... para todo podéis aportar opinión y decidir en conjunto.

De este modo se "conoce" mejor al bebé y se imagina, nos imaginamos, ya viviendo con él (aunque después supere todas nuestras expectativas y rompa algún que otro esquema).

Vincularse con el bebé

Háblale a tu hijo, aunque aún no haya nacido puede oírte y conocerá tu voz. Siente sus patadas en la tripa, ponle música, hazle masajes, cántale nanas, pronuncia su nombre... Todo ello te ayudará a sentirte más cerca del niño o niña, porque ya eres padre antes de tenerlo en brazos.

Aprovecha también para cuidar a tu mujer cuando lo necesite, hacer que se sienta bien, fuerte y segura sobre todo al final del embarazo. Escúchala para saber cuáles son sus necesidades y entiende la gran revolución hormonal y física que está atravesando.

Ya queda menos para que llegue el bebé a vuestras vidas y el papá es muy importante también durante el embarazo, antes del nacimiento. Esta etapa será mucho más agradable y llevadera para la pareja y os prepara para la llegada del nuevo miembro a la familia. ¡Enhorabuena!

Fotos | Thinkstock En Bebés y más | Día del padre

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir