Compartir
Publicidad

Tres cosas que preguntar al equipo médico de tu parto

Tres cosas que preguntar al equipo médico de tu parto
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Poder elegir al equipo que nos atenderá en el nacimiento de nuestros hijos es lo ideal y dentro de las posibilidades que nos da el sistema sanitario hay varias cosas que yo aconsejo preguntar al representante del equipo que atenderá tu parto en alguna de nuestras visitas.

Sobre todo lo aconsejo para decidir con todos los datos si vamos a confiarle nuestra salud y la de nuestro hijo, y verificar si es transparente y respetuoso con nuestros derechos.

Índice de cesáreas, partos instrumentales y episiotomías

No es ningún secreto que las clínicas y hospitales deben tener una estadística de la manera en la que se atiende los partos.

Y entre estas estadísticas debería figurar el porcentaje de partos que terminan en cesárea, parto instrumental y episiotomías, o, dicho en términos técnicos "indicadores referentes a las prácticas clínicas durante la atención al parto".

Si bien es cierto que los ginecólogos no suelen dar estos datos, si podemos averiguarlos nosotras y además, sería conveniente saber cual es el grado de independencia del personal sanitario y quienes atienden los partos normales, si es la matrona o si hay un gran intervencionismo del médico.

Otro tema interesante es averiguar si hay visitas guiadas en el hospital. En el caso de que las ofrezcan son muy interesantes pues conocermos previamente el centro y sus características y podremos hacer las preguntas que queramos.

Hay consejos generales de los organismos sanitarios que indican cual es el porcentaje normal esperado de indicadores de calidad en la atención al parto normal, en cuanto a porcentajes de partos instrumentados y tasas de cesáreas.

Por supuesto, se trata de intervenciones que, cuando son necesarias, salvan vidas, pero a las que, en algunos lugares, se acude con demasiada frecuencia sea por los protocolos demasiado invasivos, sea por otras razones menos justificables.

Por tanto, disponer de dichas estadísticas nos va a ayudar a decidir si el lugar donde pensábamos dar a luz es el más indicado y poder buscar otro si no nos convence.

Podemos indagar esos datos en algunas páginas de asociaciones de parto respetado, pero el médico debería estar dispuesto a compartirlas con nosotras sin ningún oscurantismo. Si se niega a hacerlo, malo, temer que el paciente conozca y decida no debería producir incomodidad a un buen profesional.

Posibilidad de presentar un plan de parto

Cualquier paciente tiene derecho, reconocido por la ley, a estar informado de todas las alternativas de tratamiento en su caso y a decidir libremente cual es la más adecuada. Y aunque una parturienta, en principio, no es un enfermo, cuando entra en un hospital es una paciente y sus derecho permanecen intactos. De ahí la importancia de tu plan de parto.

En realidad, mejor dicho, deberíamos hablar de "planes de parto y nacimiento", ya que no sólo implican deseos o expectativas respecto al parto, también continúan vigentes durante la estancia hospitalaria una vez ha finalizado la dilatación y parto. Hay implicados más profesionales y servicios, por eso plan de parto y nacimiento, aunque coloquialmente se hable de “plan de parto”.

Por esa razón, tu hospital debería aceptar tu plan de parto y como mucho, estar dispuesto a debatir los puntos más controvertidos contigo si los hubiera, y siempre sin amenazas y con respeto a tu autonomía como paciente.

Por tanto, dentro de la lógica de que pueden existir situaciones de emergencia, una mujer debe poder manifestar sus deseos sobre la atención a su parto: no recibir oxitocina por protocolo, no ser inmovilizada, no recibir monitorización de forma continuada, etc.

Un hospital que no respete tu derecho a pedir una atención médica adecuada con tu plan de parto y a que no se apliquen protocolos obsoletos no parece un buen lugar donde parir. Si no te respetan antes de estar de parto, no esperaría yo mucho en el momento en el que estás mucho más indefensa para hacer valer tu opinión como paciente adulta y libre que eres.

Situación en neonatos y apoyo a la lactancia

Es indispensable que nos informemos de como funciona el hospital en su atención de neonatología y si realmente dispone de protocolos de apoyo a la lactancia.

Creo que es muy importante que podamos confiar en que no nos separarán innecesariamente de nuestro hijo, que las revisiones o atención se hará, excepto casos extremos en nuestra presencia y hasta sobre nuestro vientre.

Incluso, si el bebé debe quedar ingresado por un problema o por prematuridad, que nos permitirán estar con él practicando método canguro pues, no solo es emocionalmente reconfortante, sino que mejora su salud y sus posibilidades de supervivencia en los casos más peligrosos.

Respecto a la lactancia existen programas que reconocen la preparación y el apoyo de un hospital a la lactancia y hace necesario que el personal esté capacitado. Es una buena señal, pero de todos modos, si recabáis información adicional o tenéis un apoyo externo, mejor.

Estas son las tres cuestiones que os aconsejo averiguar antes de que nazca vuestro hijo y preguntar al servicio médico que os va a atender. Seguro que os ayudan a decidir lo mejor para vosotros.

En Bebés y más | El aspecto emocional es clave en la atención al parto, Estrategia de Atención al Parto Normal, Un 20% de los partos son por cesárea en nuestro país

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos