Publicidad

Qué hacer y qué decir si sientes que no estás siendo bien tratada durante tu parto
Parto

Qué hacer y qué decir si sientes que no estás siendo bien tratada durante tu parto

Publicidad

Publicidad

El parto es uno de los momentos más importantes en la vida de madres e hijos. Lo que sucede en él, queda profundamente grabado en el cerebro de ambos, por lo que es importante que se tenga una experiencia positiva, tal y como lo recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Por ello, es importante hacernos escuchar si algo no nos agrada, sin embargo, puede ser difícil hacerlo en un momento así por diversos motivos. Te compartimos qué hacer y qué decir si sientes que no estás siendo bien tratada durante tu parto.

Todas las madres merecen tener una experiencia de parto positiva

Desde hace algunos años, la OMS ha dejado clara su postura acerca de la falta de respeto y el maltrato durante el parto: hay que erradicarlos, pues como lo han declarado anteriormente, todas las mujeres tienen derecho a una atención digna y respetuosa en el embarazo y en el parto, y el derecho a no sufrir violencia ni discriminación.

A lo largo de los años hemos escuchado de malas experiencias de parto que han dejado marcadas a miles de mujeres, incluso al grado de quitarles las ganas de tener más hijos. Afortunadamente, cada día son más los hospitales conscientes de la importancia de un parto respetado y hemos podido ver como poco a poco las cosas van mejorando.

Sin embargo, aún hay lugares en donde no es así. Muchas veces no es fácil enfrentarse a los médicos en un momento como el parto y haces todo lo que dicen porque crees que es lo mejor, pero si te sientes mal o incómoda, tienes derecho a exigir un trato digno y respetuoso.

Si deseas saber cómo actuar en caso de sentir que no estás siendo tratada con respeto y no quieres que te quede esa experiencia amarga como recuerdo, te compartimos qué hacer y qué decir.

Qué decir y qué hacer si sientes que no estás siendo bien tratada durante tu parto

Parto Madre

Es importante para mí que...

Para comunicarle al hospital y el personal de salud que te atenderá durante tu parto, puedes apoyarte con un plan de parto en el que especifiques tu elección acerca de los procedimientos a realizar e incluyas una lista de preferencias personales que te ayudarán a tener el parto que deseas.

En caso de no tener un plan de parto o para asegurarte que el equipo médico esté enterado de tus peticiones, puedes comentarlo también dejando claro lo que deseas y es prioridad para ti. Algunos ejemplos son los siguientes:

  • Es importante para mí que se me informe de forma clara todo lo que realizarán.
  • Es importante para mí tener libertad de movimiento y elegir la postura que me sea más cómoda.
  • Es importante para mí hacer piel con piel apenas nazca mi bebé.
  • Es importante para mí que la habitación esté lo más tranquila y silenciosa posible.
  • Es importante para mí que recuerden que tengo posibilidades/riesgo de presentar...

¿Podrías decirme tu nombre?

Durante tu parto, es posible que diferentes personas del equipo médico que te atienda entren y salgan de tu habitación. Es importante conocer el nombre y puesto de todos ellos, no solo para que te sientas más tranquila, sino para que en caso de que alguno no te haga sentir cómoda, puedas hacerlo saber al área correspondiente.

Necesito que me expliquen...

En los hospitales diariamente se realizan procedimientos que para nosotras pueden ser diferentes o extraños y que pueden darnos algo de miedo. Tienes derecho de pedir que te expliquen de forma clara y detallada cada paso de tu parto: qué sucederá, en qué consiste, qué beneficios tiene, cuáles son los riesgos, qué opciones hay, por qué es necesario, bajo qué evidencia científica está sustentado, entre otras cosas.

Necesito algunos minutos para pensarlo

El hecho de que te ofrezcan o propongan ciertos procedimientos, no significa que estés obligada a aceptarlos (a menos, claro, que la salud tuya y de tu bebé estén en riesgo). Tras recibir la explicación o propuesta del personal médico, puedes pedirle que te den unos minutos de privacidad para pensarlo.

Me gustaría consultarlo con...

Siguiendo la misma línea del punto anterior, si al explicarte o proponerte algo a realizar, no te sientes segura debido a la presión del momento o porque no lo comprendes del todo, puedes solicitar consultarlo con tu médico u otra persona de confianza.

Quiero que me acompañe...

La OMS recomienda el acompañamiento de la mujer durante el trabajo de parto y el parto por la persona de su elección. Puedes solicitar al hospital la compañía de cualquier persona de tu elección, y que te ayude a sentirte más tranquila (y que además sirva de testigo en caso de sufrir maltrato).

No me siento cómoda

Si algo te molesta, da miedo o incomoda, dilo. No es fácil alzar la voz en un momento así, pero tienes tu derecho de expresarlo y pedir que las cosas cambien para que te sientas mejor o que se te explique de una forma más detallada el por qué es necesario hacerlo así.

Por favor, cambia tu tono de voz

Un parto respetado incluye el tono de voz y trato que te dé el personal. Si no te gusta la forma en la que te están hablando, no tengas miedo de pedir que bajen su volumen o cambien el tono por uno más amable. Si alguien te ofende o es agresivo contigo, puedes y debes exigir que te traten con respeto: nunca nadie te debe gritar, insultarte o burlarse de ti durante tu parto.

Yo no he dado autorización para...

Si comienzan a realizar algún procedimiento o a tomar decisiones sin consultarlo previamente contigo, puedes detenerles y decirles que no has dado autorización para que lo hagan. Es tu derecho el que te informen todo lo que hagan y pidan permiso para hacerlo.

Solicito que me cambien de... (en referencia al personal médico)

Si alguien de tu equipo médico te trata sin respeto, se burla, es agresivo o sientes que no es apto para acompañarte y te deja intranquila (como alguien con poca experiencia), puedes pedir que lo cambien por alguien más. No tienes por qué tratar con alguien que te hace sentir mal o incómoda.

Deseo hablar con un abogado

Esta frase es para situaciones en las que te sientas maltratada o violentada durante tu parto. Si al comunicar tus peticiones y solicitar cambios en la forma en como se están realizando las cosas, el personal médico te ignora o trata de forma irrespetuosa, puedes y debes pedir hablar con un abogado, para en caso de ser necesario, demandar al hospital, como lo hemos visto en ocasiones donde las madres han sufrido maltrato y violencia obstétrica.

Todas las mujeres tienen derecho a tener una experiencia de parto positiva, en la que se les respete y se les haga sentir lo más cómodas y tranquilas posibles. Si sientes que no estás siendo bien tratada durante tu parto, no temas alzar la voz y pedir los cambios que sean necesarios.

Fotos | Pixabay, iStock

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir