Compartir
Publicidad

La OMS se pronuncia sobre la falta de respeto y el maltrato en el parto: hay que erradicarlos

La OMS se pronuncia sobre la falta de respeto y el maltrato en el parto: hay que erradicarlos
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A menudo hablamos de los partos respetados y de lo necesario que es que en este importante proceso se tenga en cuenta la salud, la integridad y los deseos de las mujeres, que no son secundarias en su propio parto. La OMS se ha pronunciado recientemente sobre el maltrato en el parto, dejando clara su postura: hay que erradicarlo.

Porque en todo el mundo muchas mujeres sufren un trato irrespetuoso y ofensivo durante el parto en centros de salud, truncando así el derecho de las mujeres a una atención respetuosa. pero no solo eso. Hay prácticas que incluso ponen en riesgo su vida, su salud, su integridad física y se viola el derecho a la no discriminación.

Por lo tanto, la falta de respeto y violencia en el parto no es solo un problema de salud pública, también lo es de derechos humanos y la OMS reclama que se actúe más enérgicamente a favor de los partos respetados, investigando y apoyando a los profesionales y a las mujeres en este sentido.

Podéis leer el breve informe, titulado "Prevención y erradicación de la falta de respeto y el maltrato durante la atención del parto en centros de salud", que se inicia con la siguiente declaración:

Todas las mujeres tienen derecho a recibir el más alto nivel de cuidados en salud, que incluye el derecho a una atención digna y respetuosa en el embarazo y en el parto, y el derecho a no sufrir violencia ni discriminación.

El informe cita investigaciones sobre las experiencias de las mujeres en el embarazo y el parto que ponen de manifiesto un panorama alarmante, de un trato irrespetuoso, ofensivo o negligente a las mujeres durante el parto (en un momento en que somos especialmente vulnerables) en centros de salud.

Todas las mujeres tienen derecho a una atención digna y respetuosa, pero nos quedamos de piedra leyendo algunas barbaridades que tienen lugar en las salas de partos:

un evidente maltrato físico, una profunda humillación y maltrato verbal, procedimientos médicos sin consentimiento o coercitivos (incluida la esterilización), falta de confidencialidad, incumplimiento con la obtención del consentimiento informado completo, negativa a administrar analgésicos, violaciones flagrantes de la privacidad, rechazo de la admisión en centros de salud, negligencia hacia las mujeres durante el parto (lo que deriva en complicaciones potencialmente mortales, pero evitables), y retención de las mujeres y de los recién nacidos en los centros de salud debido a su incapacidad de pago.

Las mujeres con más riesgo de sufrir un trato irrespetuoso y ofensivo son las adolescentes, las solteras, las de nivel socioeconómico bajo, las que pertenecen a una minoría étnica, las inmigrantes y las que padecen VIH, según el documento. Pero, ¿qué se puede hacer para erradicar esta lacra?

  • Mayor respaldo de los gobiernos y socios en el desarrollo, en relación con las investigaciones y acciones sobre el maltrato y la falta de respeto.

  • Iniciar, respaldar y mantener programas diseñados para mejorar la calidad de la atención de la salud materna, centrándose en la atención respetuosa como componente esencial de la atención de calidad.

  • Realzar el derecho de la mujer a recibir una atención de la salud digna y respetuosa en el embarazo y el parto.

  • Es necesario generar datos relacionados con las prácticas de atención respetuosa e irrespetuosa, los sistemas de responsabilidad y el respaldo profesional valioso.

  • Involucrar a las partes interesadas, incluidas las mujeres, en los esfuerzos para mejorar la calidad de la atención y eliminar las prácticas ofensivas e irrespetuosas.

Ojalá la sociedad entera sea más consciente de la importancia de este tema, ojalá más mujeres reivindiquen un parto seguro y respetado y más profesionales médicos lo tengan como prioridad. Se van dando pasitos al respecto, pero queda mucho por hacer.

Esta declaración de la OMS para erradicar la violencia en el parto está avalada por más de 60 sociedades, ONGs e instituciones internacionales, entre las que se encuentran DONA LLUM (Associació Catalana per un Part Respectat), El Parto Es Nuestro o la Red Latinoamericana y del Caribe por la Humanización del Parto y del Nacimiento.

Más información | OMS
En Bebés y más | Por un parto respetado: documental sobre la violencia obstétrica en el nacimiento, Día Mundial de los Derechos del Nacimiento: por partos más humanizados

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio