Compartir
Publicidad

"Parto vomitado, parto terminado": por qué es normal vomitar en el parto

"Parto vomitado, parto terminado": por qué es normal vomitar en el parto
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si hace un par de días os hablamos de un suceso curioso durante el parto, el llamado "aro de fuego", para explicaros qué era y por qué se produce, hoy os vamos a hablar de otro suceso que suele darse en los partos y que las matronas suelen resumir con una breve frase: "Parto vomitado, parto terminado".

¿Es cierto? ¿Es normal vomitar en el parto? ¿Por qué pasa? Pues vamos a explicaros por qué es normal y por qué se dice que es buena señal si la mujer vomita durante el parto.

No todas vomitan, pero sí muchas

Igual que el otro día, con la sensación de quemazón en la vagina en el aro de fuego, no se puede decir que le pase a todas las mujeres. No todas llegan a vomitar y eso no quiere decir que su parto no se vaya a acabar, pero sí es cierto que muchas lo hacen, y algunas incluso se sorprenden porque aseguran que nunca vomitan, para nada, y que sin embargo durante el parto lo echan todo.

Por qué es normal

Es normal porque le sucede a muchas mujeres y porque no se ha visto que sea problemático en ningún sentido, ni un signo de alarma de nada. Cuando Miriam, mi mujer, vomitó en su primer parto nos quedamos bastante asombrados: "¿Y ahora, por qué vomitas?". El vómito lo solemos asociar a algo negativo: una gastroenteritis, algo que has comido y te ha sentado mal, una bajada de tensión, etc., pero la matrona se acercó y casi hace una fiesta. "Esto es genial, ¿no sabéis que es bueno que vomite?". Y no, no lo sabíamos, así que aunque ella estaba echando la bilis con cara de "pues preferiría no hacerlo", yo me quedé más tranquilo sabiendo que no era nada malo.

Vómitos en el parto

La razón puede ser que la mujer lleva varias horas sin comer (algunas sí comen algo, pero otras no tienen apetito o no ven el momento de comer) y la intensidad de las contracciones. Al ser cada vez más fuertes y más seguidas, incluso aguantando la respiración para soportarlas, la tensión arterial empieza a "bailar" y pueden aparecer las náuseas. Cuando son más intensas, las variaciones son mayores y pueden llegar los vómitos. Por eso se dice que "parto vomitado, parto terminado", porque se considera que si la mujer está vomitando es porque tiene ya las contracciones más intensas y seguidas, las finales.

¿Por qué es bueno vomitar?

Es probable que sea molesto para algunas mujeres, porque además de estar soportando contracciones llegas a vomitar, que no suele ser algo agradable, pero es bueno porque con el vómito, al hacer presión, se dilata más rápidamente. Serían como "contracciones" extra, añadidas, en las que la mujer, al hacer el esfuerzo de vomitar, ayuda al feto a colocar mejor la cabeza sobre el cuello del útero. Por esto se dice también que al vomitar el parto termina, porque en teoría debería darse a luz antes.

Foto | iStock
En Bebés y más | Comer durante el parto no implica ningún riesgo, El Primperán es seguro durante el embarazo, según un estudio reciente, Ese terrible embarazo en el que estás con náuseas hasta el día del parto

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos