Publicidad

¿Crees que tu hijo o hija puede ser superdotado o tener altas capacidades? Lo que puedes hacer (y lo que no) para apoyarlo
Nuestras experiencias

¿Crees que tu hijo o hija puede ser superdotado o tener altas capacidades? Lo que puedes hacer (y lo que no) para apoyarlo

HOY SE HABLA DE

En Bebés y más hemos hablado en distintas ocasiones acerca de los niños superdotados o con altas capacidades, explicando a detalle algunos aspectos sobre su personalidad, cómo motivarlos en la escuela y la importancia de identificarlos a tiempo.

Pero este no es un tema que solamente deba abordarse desde el punto de vista académico, sino también, desde lo emocional, que corresponde principalmente a los padres. Por ello, y basándome en mi experiencia personal, te comparto lo que puedes hacer (y lo que no) para apoyar a tu hijo o hija si tiene altas capacidades o es superdotado.

Mi experiencia con altas capacidades

Aunque hablar de maternidad y salud mental materna es algo que me resulta fácil, hablar de mi experiencia personal con las altas capacidades no lo es tanto. En las múltiples sesiones que he tenido con mi psicóloga, hemos discutido cómo el famoso síndrome del impostor está constantemente acechándome, haciéndome creer que soy un fraude, especialmente por el hecho de que descubrí que tenía altas capacidades poco antes de cumplir treinta años.

Por lo tanto, este escrito no va de mi experiencia con un hijo superdotado, sino de mi propia experiencia personal de mis días de infancia, en los que siempre supe que había algo raro en mí, pero nunca supe qué era, hasta que décadas después y con ayuda de terapia todo tuvo sentido y entendí tantas cosas.

Ahora que finalmente obtuve una respuesta para esto, he pensado mucho en todo este tema y aunque hay muchos consejos acerca de cómo ayudar a los niños con altas capacidades o superdotación, la mayoría vienen desde el punto de vista de los psicólogos o profesionales, y muy pocos desde la perspectiva del niño en cuestión.

Y es que aunque mis padres siempre supieron que yo sobresalía por mi inteligencia, madurez y desempeño académico y emocional en ciertos aspectos, en su momento no se hablaba mucho de estos temas, y no siempre supieron cómo apoyarme.

Es por eso que decidí compartir desde mi experiencia y las necesidades que tuve cuando era niña, algunos consejos para aquellos padres que crean o tengan un niño superdotado. Porque la comprensión y el respeto, son la clave para ayudarles a navegar esta característica, que no siempre es fácil de vivir.

Lo que puedes hacer

Nino Pizarra

Como mencionaba en el apartado previo al compartir mi experiencia, la comprensión es esencial para poder ayudar al niño con altas capacidades o superdotación. Muchas personas creen que los niños superdotados lo saben todo, pero en realidad necesitan mucho apoyo por parte de quienes les rodean.

Estas son las cosas que puedes hacer si crees que tu hijo o hija es superdotado o tiene altas capacidades:

Explícale que cada persona es única

Tener altas capacidades no es fácil, y no me refiero solamente al hecho de que procesamos las cosas de forma diferente a los demás. Ser una niño o niña superdotado puede hacer que tus hijos se sientan raros o incomprendidos, e incluso muchos de ellos piensan que hay algo "malo" en ellos.

Por eso, es sumamente importante trabajar en el aspecto de su forma de ser, explicándole que cada persona es única, y que el hecho de no ser igual a los demás no significa que hay algo malo en él. Enséñale a abrazar y aceptar esas cosas que lo hacen único y especial.

Ayúdale a gestionar sus emociones

Otro aspecto que puede considerarse como negativo en los niños con altas capacidades, es que es común que tengan tendencia a frustrarse o aburrirse. Es frecuente que además de tener altas capadidades, muchos de ellos tengan alta sensibilidad (como lo es en mi caso), por lo que ayudarles a gestionar sus emociones es clave para que estén y se sientan mejor.

Apoya sus pasiones

Para algunos padres, saber que su hijo es superdotado lo toman como algo que es solamente académico, sin embargo, las altas capacidades no necesariamente tienen que ver solamente con las notas o lo académico.

Cada niño o niña es totalmente diferente, y habrá quienes destaquen más en el lado artístico que en el intelectual. Lo importante aquí, es ayudarle a identificar sus pasiones, y posteriormente, apoyarlo en seguirlas.

Sé paciente

Tener altas capacidades o superdotación no significa que los niños sean mini adultos o que ya lo sepan todo. Para ellos también es difícil navegar este camino, por lo que ser paciente con ellos y hacia ellos, es importante para que se sienta comprendido y acompañado.

Lo que no debes hacer

Nina Deberes

Ya hablamos de lo que podemos hacer, que son principalmente acciones que se basan en la comprensión y el apoyo que tanto necesitan. Ahora, estas son algunas cosas que definitivamente no debes hacer si tu hijo es superdotado o tiene altas capacidades:

Dar por hecho que lo sabe todo

Un mito o creencia errónea que se tiene acerca de los niños superdotados, es que lo saben todo o que serán talentosos o habilidosos en todo lo que se propongan. Nada podría estar más alejado de la realidad: no lo saben todo y necesitan ayuda.

Si bien los niños con altas capacidades tienen sobresalen en áreas académicas y muestran habilidades o capacidades elevadas de rendimiento en ciertas áreas, cada uno de ellos es diferente, y mientras unos sobresalgan en lo intelectual, otros lo harán en lo artístico o creativo.

Exigirle demasiado

De la mano del punto anterior, algunos padres al tener hijos con altas capacidades o superdotación creen que la mejor forma de aprovechar o impulsar sus capacidades, es exigiéndoles más o dándoles una mayor carga académica o educativa. Recordemos que aunque muestren talento, no dejan de ser niños.

Minimizar sus emociones

Como lo dije en uno de los apartados anteriores, es común que algunos niños con altas capacidades también presenten alta sensibilidad. Estos niños suelen sentir todo de forma más intensa, por lo que sus emociones e ideas pueden llegar a desbordarles y generarles ansiedad. Escúchalo, apóyalo y déjalo saber que sus emociones son válidas e importan.

En general, lo mejor que podemos hacer si somos padres de un niño con altas capacidades o superdotación es mostrar amor, respeto y comprensión. No siempre es un camino fácil, pero estando juntos y anteponiendo las necesidades particulares de cada niño, todo será más fácil.

Fotos | iStock
En Bebés y más | Si la inteligencia no entiende de género, ¿por qué hay menos niñas identificadas con altas capacidades que niños?, No identificar a tiempo las altas capacidades podría provocar en el niño desequilibrios emocionales y somatización

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios