Un juez retira la custodia a un padre por permitir que su hijo juegue demasiado a Fortnite

Un juez retira la custodia a un padre por permitir que su hijo juegue demasiado a Fortnite
Sin comentarios

En los divorcios, por desgracia es habitual que los padres no se pongan de acuerdo en muchas cosas, pero es importante hacer un esfuerzo por entenderse cuando hay niños de por medio. Cuando eso no es posible y los hijos son los perjudicados, son los jueces quienes tienen que mediar y decidir qué es lo mejor para los menores.

Este caso es uno más de ellos. La Audiencia Provincial de Pontevedra ha quitado la custodia compartida a un padre por dejar que su hijo de 13 años, con adicción diagnosticada a los videojuegos, jugara mucho a Fortnite, uno de ellos.

El juez ha concedido la custodia en exclusiva a la madre, alegando que mientras ella le prohibía al adolescente el uso de la consola en casa, "el padre le dejaba jugar a diario y le compró complementos para que pudiera seguir jugando".

"El régimen de custodia compartida ha fracasado y debe cambiarse"

Son palabras recogidas en la sentencia que explica que esta decisión se toma porque "existe un problema con la afición a los videojuegos que tiene el menor, manteniendo los progenitores al respecto una disparidad de criterios". Añade que la actitud excesivamente permisiva de padre provocó el rendimiento académico del adolescente bajara de manera alarmante. También le ocasionó problemas sociales y "decaimiento en el desenvolvimiento de las actividades extraescolares de fútbol, inglés e informática".

Pero según el fallo parece que las licencias del padre fueron más allá, pues alega que con total desconocimiento de la madre y de manera unilateral, "ha permitido al menor el abrir una cuenta de Instagram y un canal de Youtube".

El texto asegura que el padre mostraba una “falta de atención completa” en los quehaceres diarios del menor y descargaba sobre la madre toda la responsabilidad en cuanto al seguimiento del hijo en el colegio, en sus actividades extraescolares y en temas de salud. Incluso el informe pericial también indicaba que el menor presenta una tendencia a aislarse de sus amigos y una conducta inadecuada en casa. Y concluyó que la situación mejoraría “de concederse la guarda y custodia a la persona más estricta”, la madre.

Cómo prevenir la adicción a los videojuegos

Fortnite 2

La sentencia de Vigo incluye la opinión de un psicólogo sobre el uso de Fortnite. El experto desaconseja este juego porque "puede desencadenar problemas académicos, emocionales, deterioro social, problemas conductuales y trastornos de ansiedad y del estado de ánimo".

Es más, hasta el propio adolescente testificó que prefería vivir con su madre, porque aunque es más estricta y lo regaña más, también le presta una mayor atención y cuidado. No obstante, también manifestó su deseo de seguir viendo al padre “para poder seguir jugando con él”. Así, el Tribunal concede a la madre la guardia y custodia, con un amplio régimen de visitas a favor del padre, con fines de semana alternos y un día lectivo a la semana.

Por todas estas razones, parece probado que ser demasiado permisivo con las horas que pasa un hijo frente a la pantalla sea un motivo para retirar la custodia.

Pero, ¿cómo saber si nuestro hijo es adicto a los videojuegos o solo hace un uso excesivo de las pantallas? Para que podamos hablar de un comportamiento patológico, éste debe causar un deterioro significativo en las áreas de funcionamiento personal, familiar, social, educativo, ocupacional y otras áreas importantes.

Y es que, al igual que el perito que declaró en el caso del adolescente de Vigo, un uso compulsivo implica múltiples peligros: no solo adicción, sino también problemas de conducta y agresividad, falta de sociabilidad real e implicaciones nocivas para la salud como sedentarismo, obesidad, malas posturas o esfuerzo visual.

Aunque no todo es negativo en los videojuegos. De hecho, algunos profesores incluso se valen de ellos para motivar a sus alumnos y se estudian sus posibles beneficios de su uso en las aulas para mejorar el aprendizaje de los alumnos. Incluso, se ha probado que los videojuegos ayudan a los niños a sobrellevar mejor la enfermedad.

Parece que, como en todo, lo mejor es encontrar un punto medio entre tiempo de ocio y responsabilidad, y estar pendientes de nuestros hijos para detectar posibles adicciones a la tecnología que podría desencadenar en trastornos importantes de conducta y deterioro de la salud.

Algunos consejos para disfrutar de la tecnología de forma segura y evitar adicciones, según Pantallas Amigas, pasarían por usar controles parentales y supervisar y limitar el tiempo de uso ya que, cuando pierden el control sobre la frecuencia y tiempo que pasan "videojugando", comienzan a adoptar comportamientos de uso abusivo que podrían derivar en una situación de adicción. Además:

  • Informarse bien acerca del videojuego antes de comprarlo o descargarlo.

  • Elegir videojuegos que estimulen la creatividad o fomenten la lectura.

  • Seleccionar party games para jugar en familia o juegos colaborativos y jugar con ellos.

  • Evitar que lo gratuito sea el factor principal porque puede existir malware en juegos de dudosa procedencia.

  • Descartar juegos que tengan un componente social online si no se va a poder hacer una supervisión adecuada por parte de un adulto.

  • Ignorar juegos gratuitos no contrastados que exijan ceder datos personales o conectar con redes sociales.

  • Procurar emplear una pantalla amplia, incluso una televisión y situarla en un lugar de tránsito en el hogar.

  • Dedicar tiempo a escuchar y ver cómo reaccionan nuestros hijos mientras juegan.

Vía | El Confidencial

Fotos | iStock

En Bebés y Más | Los niños españoles han jugado este verano un 45 por ciento más a videojuegos y prefieren los contenidos violentos, ¿Te gustan los videojuegos? Jugar con tu hijo puede ser beneficioso para él y para vuestra relación, Súper Pop es hoy Youtube: ¿qué ven nuestros hijos adolescentes en Internet?

Temas
Inicio